Yamal Jashogi
Foto: Reuters


La Policía de Turquía ha iniciado este lunes un registro en una casa de campo en la provincia turca de Yalova (noroeste) en el marco de las investigaciones por el asesinato el 2 de octubre del periodista Yamal Jashogi en el consulado saudí en la ciudad de Estambul.

Al lugar, una residencia de dos plantas con un gran jardín situada en la localidad de Samanli, se han desplazado efectivos de la Policía y la Gendarmería, tal y como ha recogido la agencia estatal turca de noticias, Anatolia.

Las autoridades turcas ampliaron en octubre las investigaciones para intentar hallar los restos mortales del periodista en Yalova y un bosque cercano a Estambul, sin que hasta la fecha hayan sido localizados.

La Fiscalía General de Arabia Saudí anunció a mediados de noviembre que solicitará la pena de muerte para cinco de los once sospechosos del asesinato del periodista y confirmó que fue asesinado con una inyección letal tras el fracaso de las «negociaciones» para tratar de convencerle de que volviera al reino.

Según las informaciones publicadas recientemente por el diario estadounidense ‘The Washington Post’, en el que Jashogi era columnista, la CIA ha concluido en un informe que fue el príncipe heredero de Arabia Saudí quien ordenó a las fuerzas de seguridad saudíes el asesinato.

La conclusión de la CIA también se ha visto influida por la posición que mantiene el príncipe heredero en Arabia Saudí, donde actúa como líder ‘de facto’ y supervisa hasta el más mínimo detalle. «La posición aceptada es que no hay forma de que esto ocurriese sin que él lo supiera o estuviera involucrado», aseguró una de las fuentes citadas por este medio.

Pese a ello, Trump recalcó la semana pasada su apoyo a Riad a pesar de reconocer que «podría ser perfectamente» que el príncipe heredero tuviera conocimiento del plan para asesinar al periodista.

La situación en torno al caso Jashogi podría tensar aún más las relaciones entre Turquía y Arabia Saudí, dañadas en 2017 cuando Ankara decidió mantenerse del lado de Qatar tras la imposición de un bloqueo a Doha por parte de varios países de la región, encabezados por Riad.

Jashogi, un reportero crítico con el régimen saudí y particularmente con el príncipe heredero, era un antiguo editor de diarios saudíes que residía en un exilio autoimpuesto en Estados Unidos. Como periodista entrevistó al fallecido líder de Al Qaeda Usama bin Laden.

Asimismo, escribió varias columnas criticando las políticas saudíes hacia Qatar y Canadá, así como la intervención de la guerra en Yemen y la represión contra activistas y medios de comunicación del país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.