tortuga gigante amazónica
Universidad de East Anglia (UEA)


La tortuga sudamericana gigante históricamente sobreexplotada está regresando a las playas de los ríos de la Amazonia brasileña gracias a los esfuerzos de protección local.

Investigadores de la Universidad de East Anglia (UEA) hanb comprobado que no solo las poblaciones de tortugas se han beneficiado de los esfuerzos de conservación, sino que también otras especies han comenzado a prosperar en las playas protegidas y en las áreas circundantes.

El equipo de la UEA, en colaboración con la Universidad Federal de Alagoas, en Brasil; la Universidad Anglia Ruskin, en Inglaterra, y la Universidad Federal del Amazonas, en Brasil, analizaron los datos recopilados sobre las poblaciones de tortugas gigantes que anidan en playas protegidas a lo largo del Juruá, un importante afluente del río Amazonas, durante las últimas cuatro décadas.

También examinaron playas protegidas y desprotegidas localmente a lo largo de una sección serpenteante de 1.000 kilómetros del mismo río. El estudio cubrió nidos de todas las especies de tortugas, así como aves, iguanas, caimanes, peces grandes, delfines de río y poblaciones de insectos en las playas del río o en el canal del río adyacente durante la estación seca.

Sus resultados, publicados en ‘Nature Sustainability’, muestran que las poblaciones de tortugas gigantes están en camino de recuperarse por completo en playas protegidas por vigilantes locales. Ahora, hay más de nueve veces más tortugas que nacen en estas playas que en 1977, lo que equivale a un aumento anual de más de 70.000 crías.

El estudio de playas mostró que, de más de 2.000 nidos de tortugas monitorizados en playas protegidas, solo el 2 por ciento fueron atacados por cazadores furtivos. En contraste, en playas desprotegidas, los cazadores furtivos habían cosechado huevos del 99 por ciento de los 202 nidos analizados.

Otras especies también tenían poblaciones mucho más grandes en playas protegidas, en comparación con las playas sin protección. Las especies que se beneficiaron del programa de conservación incluyeron aves migratorias, como el rayador americano, el charrán de pico grande y el Nighthawk de color arena, así como el caimán negro, los delfines de río, la iguana verde y los grandes bagres.

Las tortugas han sido históricamente una fuente sobreexplotada de carne y huevos a pesar de que las primeras leyes de protección que prohíben la captura de tortugas entraron en vigor en 1967. A fines de la década de 1970, las cifras habían alcanzado niveles preocupantemente bajos.

LA EFECTIVIDAD DE LA GESTIÓN LOCAL

El programa de protección de playas a lo largo del río Juruá es parte del programa de conservación comunitario más grande de la Amazonia brasileña. Las playas están protegidas con un presupuesto reducido por las comunidades locales que llevan a cabo la vigilancia de la playa las 24 horas del día durante la temporada de cría de tortugas de cinco meses.

El autor principal del estudio, el profesor Carlos Peres, de la Escuela de Ciencias Ambientales de la UEA, señala que «este estudio demuestra claramente la efectividad de potenciar la acción de gestión local por parte de las partes interesadas que tienen la mayor participación y una presencia de 24 horas los siete días de la semana en los sitios clave de conservación». «Las playas protegidas por comunidades locales representan islas ruidosas de alta biodiversidad, rodeadas de playas sin vida, invariablemente vacías y silenciosas», añade.

El equipo espera que su evidencia ayude a convencer a los gobiernos de que apoyar la conservación local es fundamental para el éxito de los programas de restauración ecológica. «Confiar en un puñado de funcionarios del gobierno, que a menudo están en centros urbanos, para proteger cinco millones de kilómetros cuadrados de ríos y bosques amazónicos es, en el mejor de los casos, una batalla perdida que hasta ahora ha fracasado en gran medida», afirma el profesor Peres.

Y plantea la necesidad de desencadenar y luego subsidiar poderosas alianzas con las comunidades locales para asegurar su bienestar y mantener la vigilancia colectiva que puede mantener la integridad de la región de desierto tropical más grande del mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.