EP

La Autoridad Garante de la Competencia y los Mercados italiana (AGCM) ha anunciado que no permitirá a las aerolíneas de bajo coste Ryanair y Wizz Air cobrar a sus clientes un suplemento por el equipaje de mano en cabina a partir del 1 de noviembre.

La autoridad publicó un comunicado en su página web en la que explica que “ha ordenado provisionalmente la suspensión de la nueva política de equipaje por parte de las aerolíneas de bajo coste Ryanair y Wizz Air, que ha entrado en vigor el 1 de noviembre de 2018”.

La nota explica que, de acuerdo con la nueva política de ambas compañías, los pasajeros solo podrán llevar gratis consigo sólo una pequeña bolsa que pueda ser colocada en el espacio situado debajo de los asientos. Si quieren llevar equipaje de mano en cabina, tendrán que pagar un cargo adicional.

La autoridad italiana considera que este sobrecoste representa una carga “no previsible” para el consumidor que debería estar incluido en la tarifa estándar porque aplicarlo después es “una representación falsa del precio real del billete”.

En su opinión esto “no permite la comparación real con las tarifas de las demás compañías”, por lo que se está “engañando al consumidor”.

Por lo tanto, la autoridad insta a Ryanair y Wizz Air a suspender temporalmente todas las actividades dirigidas a solicitar un recargo para el transporte de equipaje de mano grande y le insta a proporcionar a los clientes de forma gratuita un espacio para ellas en cabina o en la bodega.

Las dos aerolíneas tienen ahora cinco días para notificar a la autoridad italiana las medidas adoptadas en cumplimiento de la decisión.

La aerolínea irlandesa Ryanair y la compañía de bajo coste húngara Wizz Air han comenzado a implementar desde este jueves su nueva política de equipaje de mano a bordo de la cabina, con la que buscan reducir los retrasos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.