Foto: Reuters

El Gobierno de Irán ha anunciado este sábado el inicio de la producción de aviones de combate de fabricación nacional, en medio del incremento de las tensiones con Estados Unidos por la reimposición de sanciones contra Teherán.

El ministro de Defensa iraní, Amir Hatami, ha encabezado una ceremonia para la inauguración de la línea de montaje del avión de combate ‘Kousar’, que será integrado en la Fuerza Aérea del país centroasiático.

“Dentro de poco, el número necesario de estos aviones será fabricado y puesto al servicio de la Fuerza Aérea”, ha señalado, según ha informado la cadena de televisión iraní Press TV.

El aparato, diseñado para dar apoyo logístico a operaciones terrestres, cuenta con una amplia capacidad de maniobra y puede portar diversos tipos de proyectiles. Hatami ha descrito el proyecto como “la cumbre de la competencia de los hijos de la lealtad a Irán”.

En este sentido, ha recalcado que el avión “es el símbolo de la lucha contra la arrogancia (mundial) y de la oposición a las excesivas demandas del sistema imperial, encabezado por el Gran Satán, Estados Unidos”.

“Hoy declaramos con orgullo que no escatimaremos esfuerzos para obtener tecnologías defensivas pacíficas para defender nuestra seguridad nacional, los valores de la Revolución Islámica y las fronteras de nuestro país”, ha sostenido.

Por último, Hatami ha apuntado que “la guerra psicológica, el chantaje propagandístico y las sanciones económicas del enemigo no han tenido en la constante nacional de mejorar las capacidades disuasorias del país”.

Expertos militares citados por la agencia británica de noticias Reuters han señalado que le ‘Kousar’ es una copia del ‘F-5’ fabricado por Estados Unidos en los años sesenta.

Estados Unidos ha estado restaurando de forma gradual sus sanciones contra Irán después de abandonar en mayo el acuerdo firmado en 2015, duramente criticado por el presidente, Donald Trump.

El propio Trump publicó el viernes una fotografía en su cuenta en Twitter en la que aparece junto al texto “Se acercan las sanciones” con la grafía de la serie Juego de Tronos, en referencia al lema principal de la serie: “Se acerca el invierno”.

Sin embargo, el Gobierno estadounidense matizó durante la jornada que permitirá a ocho “jurisdicciones” seguir comprando petróleo de Irán a pesar de las sanciones que entrarán en vigor el 5 de noviembre y que afectarán también a los sectores bancarios y de mercancías.

Por su parte, el Gobierno iraní ha quitado hierro a los castigos en ciernes. “No hay motivo para estar preocupados. Deberíamos esperar y ver que Estados Unidos no podrá adoptar ninguna medida contra la nación iraní, grande y valiente”, aseguró el portavoz del Ministerio de Exteriores, Bahram Qassemi.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.