Una mujer se dio anoche a la fuga del lugar donde acaba de sufrir una accidente de tráfico llevándose con ella a dos niños de corta edad (2 y 5 años) ante el temor a ser multada.

Los hechos ocurrieron sobre las 23:15 horas cuando un turismo que circulaba por la carretera Petra-Santa Margalida se salió de la vía en un tramo recto y dio varias vueltas de campana.

El vehículo que circulaba detrás se detuvo y su conductor observó a una mujer salir del coche accidentado pero al acercarse a prestar ayuda y explicar que iba a avisar a los servicios de emergencia, se topó con la oposición frontal de la mujer quien arguyó que en el coche iban seis personas y que les iban a multar.

El hombre, por su parte, le replicó que iba a llamar puesto que había heridos y personas atrapadas lo que no sentó muy bien a la mujer quien le espetó un “haga usted lo que le de la gana” de muy malos modos antes de dejarle con la palabra en la boca.

Así, a los pocos minutos -y tras llamar a los servicios de emergencia- apareció otro coche y la mujer cogió a sus dos pequeños y se subió en él, dándose a la fuga ante la atónita mirada del conductor que intentaba auxiliarles.

Más tarde llegaron dotaciones de la Guardia Civil de Tráfico de Inca, de Seguridad Ciudadana, Bomberos de Mallorca y tres ambulancias del 061 que procedieron a rescatar a los atrapados (una joven de 17 años y dos varones de 34 y 22 años).

En el interior del vehículo se encontraron varias botellas de bebidas alcohólicas y el conductor superó la tasa permitida para circular en la pertinente prueba de alcoholemia a la que fue sometido.

Los dos varones resultaron heridos de carácter grave, siendo trasladado el que se hallaba en peor estado hasta el hospital de Son Espases mientras que el otro -junto a la chica- fue trasladado hasta el Hospital de Manacor.

La preocupación principal, sin embargo, era conocer el estado de salud de los pequeños.  El testigo aseguró que había visto a uno de ellos de pie y andando (lo que no descarta que pueda tener algún tipo de lesión interna) aunque no había llegado a ver al otro.

Los agentes de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil lograron una posible dirección donde vivía la mujer y comenzaron las gestiones para localizarla a ella y a los pequeños y poder someterles a un examen médico para conocer su estado de salud.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.