Eva González
JAVIER RAMÍREZ


Eva González está de enhorabuena. La nueva presentadora de La Voz está atravesando uno de los mejores momentos de su vida, al exitazo que ha tenido la última edición de Masterchef Celebrity, hay que sumarle que la modelo está disfrutando de su pequeño Cayetano de tan solo ocho meses, fruto de su matrimonio con Cayetano Rivera y que este martes recibió el premio Men’s Health a la Mujer del Año.

Aunque se empeñara en decir que no lo merecía, la sevillana se mostraba muy orgullosa de haber sido reconocida con el prestigioso galardón que la revista concede a las personas más influyentes del año. «Soy una mujer más de las muchísimas que hay en el mundo. No tiene mérito pero estoy muy feliz y muy contenta», comentaba a su llegada a la gala.

Una vez sobre el escenario para recoger su premio, la modelo tomó la palabra para insistir en que no consideraba que mereciera el galardón, «No sé si me lo merezco, soy nada menos que una mujer más, una madre más, una trabajadora más, una madre de esas de las que se está buscando el ombligo todavía. Una madre más como trabajadora y como mujer de las que hay millones en el mundo», y continuaba acordándose de las tres personas a las que Eva considera como los hombres de su vida: su padre, su marido y su hijo, «Inevitablemente me tengo que acordar de los hombres, de los hombres buenos, que los hay».

Emocionada, la presentadora se acordaba de su padre, quién como ella explicaba muy agradecida siempre le recordaba que «tenía que perseguir mis sueños, que tenía que ser una persona buena y que tenía que intentar ser feliz». «Papá no sé dónde estás pero me estás viendo y sé que estás orgulloso de mí seguro, estoy consiguiendo de momento esto de ser feliz», continuaba Eva en su discurso.

Para su marido Cayetano Rivera también tenía unas bonitas palabras y le agradecía que fuera «un hombre que me respeta, que me quiere, que me ayuda, que va de la mano, a mi lado y nunca por delante de mí, siempre los dos a la vez». Unas palabras que han llegado al corazón del diestro, quién se lo ha agradecido a través de su cuenta de Instagram.

Pero el momento más tierno del discurso de Eva llegaba cuando se refería al que considera el hombre más importante de su vida a pesar de cu corta edad, su hijo Cayetano al que quiere educar «en el respeto, en la pasión, en el amor, en la igualdad, quiero que sea un hombre bueno como son los hombres que siempre he tenido a mi lado».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.