balsa de riego de Formentera
Imagen de archivo


La balsa de riego de Formentera permitirá regar tras su puesta en marcha 114 hectáreas y dar servicio a 69 regantes a través de 24 kilómetros de sistema, según ha informado el conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, en una visita a la Isla con motivo de su puesta en funcionamiento este miércoles, con una capacidad de 88.000 metros cúbicos.

El conseller ha destacado la «importancia» de esta balsa que «permite el reaprovechamiento del agua depurada y así, Formentera con la balsa de riego y la desaladora incorporada dispone de uno de los mejores tratamiento terciarios de Baleares».

Por su parte, el presidente del Consell Insular de Formentera, Jaume Ferrer, ha explicado que la institución insular destinará recursos para formar a los interesados en el uso y gestión del agua.

La infraestructura, reivindicada por el sector agrícola desde el 2003 y que contó con una inversión de 8,2 millones de euros, se finalizó y recepcionó en el 2009, aunque no entró en funcionamiento. El estado de abandono en el que quedó a lo largo de los años ha hecho necesaria una nueva inversión para su puesta en marcha de 294.116 euros.

El agua, a diferencia de otras balsas de riego, debido al gran alto contenido de cloruros, pasa por una planta desaladora que la trata previamente.

En Baleares, ha destacado el Govern, existen 13 infraestructuras de regadío con aguas depuradas que permiten regar 3.600 hectáreas: 2.820 en Mallorca, 691 en Menorca y 85 en Ibiza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.