Un hombre de 83 años, al que se buscaba desde ayer tras desaparecer de la residencia en la que se hallaba (en el Port de Pollença) ha sido hallado muerto.

Su hijo había colgado en las redes sociales un mensaje solicitando ayuda para localizarlo y explicando que podría “haber salido tras alguien por la puerta. Tiene Alzheimer y 83 años. No lleva ropa de abrigo y puede estar muy desorientado. Por favor. Necesito ayuda para encontrarlo. Estamos peinando la zona entre guardia civil, policía municipal de. Pollensa y todos los amigos que he podido juntar”.

Finalmente, el cadáver del hombre ha sido localizado flotando en aguas de las instalaciones del puerto deportivo de la citada localidad.

La investigación para esclarecer lo ocurrido ha quedado en manos de la Guardia Civil.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.