asesino conforama rafael pantoja

El presunto homicida de la mujer que esta tarde ha sido apuñalada varias veces en el centro comercial Conforama de Palma, trabajaba como vigilante de seguridad en un edificio institucional.

Al parecer, la pareja se había conocido en el lugar donde han ocurrido los hechos y donde él había trabajado con anterioridad como vigilante, antes de pasar a su ocupar su actual destino. Ambos llevaban saliendo desde hace aproximadamente un año y medio.

La víctima, de 36 años, tenía dos hijos de una relación anterior aunque no poseían hijos en común. Según han explicado varios amigos del presunto homicida, este llevaba algún tiempo lanzando mensajes en redes sociales indicando que no se encontraba bien. 

TRAS APUÑALAR A LA MUJER EL AGRESOR HA HUÍDO A LA CARRERA

Hay que recordar que los hechos han ocurrido sobre las 16:45 cuando un hombre (de nacionalidad española y 45 años de edad que responde a las iniciales R.P.) ha entrado en el local y ha asestado varias puñaladas con un cuchillo de grandes dimensiones a la mujer, quien se hallaba trabajando en ese momento.

Tras el ataque, el agresor ha salido huyendo a la carrera perseguido por varios testigos que  han presenciado la escena y gritaban “Ha matado a la mujer” con la intención de que alguien acabara por interceptarlo.

Finalmente, y al llegar a la calle Lledoners, dos hombres (un Policía Local de Llucmajor y un guardia de seguridad) que estaban esperando en un parada de autocar a la llegada de sus hijos del colegio han logrado detenerle.

Se da la circunstancia de que el guardia de seguridad ha reconocido al agresor, que también es guardia de seguridad.

Al ser detenido, el homicida portaba encima un cuchillo de aproximadamente un palmo de hoja y presentaba grandes manchas de sangre en la ropa.

Tres ambulancias del 061 así como varias dotaciones de la Policía Local y de la Nacional -incluidas tres dotaciones de la UPR -que se han encargado de acordonar la zona ante la gran cantidad de curiosos que se han congregado- se han personado de inmediato en el lugar de los hechos.

Sin embargo, y tras casi una hora luchando por su vida, los equipos de emergencia no han podido hacer nada por salvar la vida de la mujer, de 36 años de edad.

La investigación ha quedado en manos de la Brigada de Homicidios de la Policía Nacional

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.