Matteo Salvini
Foto: Reuters


La Cámara de Diputados italiana ha dado el visto bueno definitivo a la ley que endurece las condiciones para pedir asilo y aumenta los fondos para la Policía, en la primera gran victoria parlamentaria del principal promotor de esta controvertida iniciativa, el ministro del Interior, Matteo Salvini.

La votación tuvo lugar a última hora del miércoles y, en ella, la medida salió adelante con 396 votos a favor y 99 en contra. Los diputados de la Liga lo han celebrado este jueves con una pancarta en la que se puede leer: «El decreto Salvini es ley; los buenos tiempos (para los migrantes) han acabado».

El titular de Interior ha afirmado que Italia puede acoger «a las mujeres y niños que escapan de la guerra», pero no a «los otros». «No quiero parecer un idiota», ha dicho, al término de un proceso en el que las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos han expresado no pocas suspicacias hacia la reforma.

Italia limitará las concesiones de asilo a refugiados de guerra o perseguidos políticos, de tal forma que ya no habrá un asilo «humanitario» como el que se venía concediendo hasta ahora cuando se entendía que la persona tenía «serias razones» para escapar de su país, un apartado en el que cabía por ejemplo la comunidad LGTBI.

Más de 20.000 personas –el 25 por ciento del total– solicitaron el año pasado protección «humanitaria» en Italia y está por ver ahora la situación en que quedarán varias decenas de miles más que recibieron en los años anteriores dicho estatus, una vez que la documentación actual expire.

La nueva ley también autoriza a los agentes locales a usar pistolas electrónicas y aumenta las penas de cárcel para quienes promuevan la ocupación ilegal de inmuebles. Además, endurece los controles para el alquiler de camiones y plantea la retirada de la ciudadanía a los extranjeros condenados por terrorismo.

Medidas como ésta han estado rodeadas de fuerte polémica en Italia, pero los sondeos reflejan una subida de la Liga en intención de voto, hasta el punto de que el apoyo habría pasado del 17 por ciento logrado en las elecciones de marzo al 34 por ciento actual, según Noto Sondaggi. El socio de Gobierno, el Movimiento 5 Estrellas (M5S), ronda ahora el 25 por ciento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.