La Fiscalía de Barcelona ha pedido archivar la causa contra los responsables de ‘El Jueves’ por un presunto delito de injurias contra los policías del dispositivo Copérnico para impedir el 1-O al publicar artículos satíricos en que afirmaba que acabaron ‘con las reservas de cocaína de Cataluña’, porque el contenido “no rebasa el ámbito de la más pura ficción”, según el escrito recogido por Europa Press.

El fiscal, en su escrito dirigido al Juzgado de Instrucción 20 de Barcelona que lleva estas diligencias, constata que la insinuación de que los policías consumen drogas vertida en varios artículos de la revista es objetivamente ofensiva, pero considera que no es delictiva porque se publicó en un medio humorístico y “carece de pretensión alguna de veracidad”, según ‘El Mundo’.

La causa en el Juzgado se abrió después de que sindicatos de la Policía Nacional presentaran un escrito ante la Fiscalía General del Estado contra la revista satírica al considerar que podría haber cometido un delito de injurias a Cuerpos y Fuerzas de Seguridad.

El director y otro responsable de la revista satírica habían publicado los días 5 y 6 de octubre, en la edición papel y la digital, varios artículos en los que se bromeaba con que los policías consumían cocaína, con frases como ‘los cárteles colombianos han advertido de que son incapaces de abastecer tanta demanda’, así como un dibujo en el mismo sentido.

Ahora la Fiscalía considera que no se le puede dar la misma relevancia a una información sobre la supuesta drogadicción de los policías “publicada en un medio de información general, que en una publicación de contenido humorístico y satírico” porque en ningún momento pretende ser veraz.

Asimismo, el fiscal rechaza que los lectores de ‘El Jueves’, “ni siquiera el lector más ingenuo o más malintencionado, puedan pensar que les estaban informando de que los agentes policiales son consumidores de sustancias estupefacientes”.

Argumenta que los artículos que se denuncian pueden haber ofendido a los agentes aludidos y a todo el Cuerpo, pero considera “que la intención de divertir a los lectores o visitantes de la página que pretendían los autores prevalecía sobre la intención de ofender a dichos agentes”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.