HIMOINSA Racing Team


La 41ª edición del Rally Dakar, que se disputará del 6 al 17 de enero y que por primera vez discurrirá por un único país, Perú, ha sido presentada este martes en la Embajada peruana en París, donde han estado algunos de los 534 participantes que afrontarán las diez etapas y 5.500 kilómetros, el 70 por ciento en la arena, de un duro recorrido.

En total, 334 vehículos se darán cita en la línea de salida de Lima. “Es como si disputáramos la regata Vendée Globe únicamente en los cuarenta rugientes”, señaló el director de la prueba, Etienne Lavigne, sobre la dificultad de la edición. De ellos, 135 serán debutantes -97 vehículos-.

“Para su edición 2019, el formato tradicional vuelve a trastocarse, y presenta uno de los programas más duros que se hayan conocido jamás. Ahondando en su aventura peruana, el Dakar propone un compendio de obstáculos y promete una nueva epopeya excepcional”, manifestó.

Lavigne incidió, sobre todo, en la dificultad de unos tramos de arena que este año aumentan de manera considerable. “La intensidad del reto los llevará a buscar sus límites en el terreno de la superación, la navegación y la fortaleza física: en las dunas, los kilómetros cuentan doble, incluso triple”, subrayó.

Este año, los coches, camiones y SxS que se retiren en la primera parte del rally podrán reincorporarse a la carrera después de la jornada de descanso en una competición paralela. Compitiendo en una clasificación separada, estos vehículos lucirán una placa naranja y no podrán tomar la salida entre los 25 primeros de una especial.

En motos, las KTM del austríaco Matthias Walkner, ganador de la pasada edición, el australiano Toby Price y el británico Sunderland volverán a enfrentarse a las Honda del argentino Kevin Benavides, el portugués Paulo Gonçalves -que se perdió el Dakar 2018 por lesión- y el español Joan Barreda, con las Yamaha de los franceses Adrien Van Beveren y Xavier de Soultrait al acecho.

En coches, el español Carlos Sainz buscará su tercer Dakar y revalidar el título de 2018 con Mini, donde coincidirá con los franceses Stéphane Peterhansel, ‘Monsieur Dakar’, y Cyril Despres o el también español Nani Roma doble ganador en motos y coches. El nueve veces campeón del mundo de rallys, el francés Sébastien Loeb, se unirá a la lucha, como los Toyota de Al Attiyah, De Villiers y Ten Brinke.

Además, se trata de la edición más femenina de la prueba, con 17 participantes, entre ellas la española Laia Sanz en motos, o las parejas Camelia Liparoti-Rosa Romero en coches y Annett Fischer-Andrea Peterhansel en SxS.

El campeón defensor de coches, Carlos Sainz, advirtió de la dificultad del recorrido. “Nos estamos preparando para los días difíciles en el rally. Siempre en el Dakar debes estar preparado para todo en todo momento y creo que esto será especialmente cierto en Perú”, manifestó en declaraciones facilitadas por Red Bull.

Por su parte, Nani Roma aseguró que se encontrarán con “mucha arena, muchas dunas y poca pista”. “Estamos contentos de saber un poco más de la ruta, de las pistas y de las etapas. Va a ser un Dakar intenso, con diez días de carrera y con menos kilómetros cronometrados. Por lo tanto, será muy intenso cada día a nivel de kilometraje. Al hacer menos kilómetros sabes que tienes menos posibilidades de recuperar tiempo, pero eso va a ser para todo el mundo igual”, concluyó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.