El BV6 de Isidre Esteve
Repsol Rally Team


El prototipo BV6 del Repsol Rally Team que pilotará el español Isidre Esteve ha superado este viernes las verificaciones de la organización del Rally Dakar y se ha embarcado en el puerto de Le Havre (Francia) para emprender la travesía hasta Lima (Perú), donde se reencontrará con el catalán tres días antes del inicio de la prueba.

El BV6 ha pasado los trámites con “normalidad”. “Ya tenemos muchas ganas de empezar una edición que, por su recorrido, será especial y que afrontamos mejor que nunca”, aseguró Esteve en declaraciones facilitadas por el equipo.

Después de un largo viaje transatlántico de varias semanas, surcando el canal de Panamá y rumbo a Perú, los coches que participarán en el próximo Rally Dakar, que empieza el 6 de enero, embarcarán entre este viernes y sábado.

Por segundo año consecutivo, entre los ‘pasajeros’ se encuentra el prototipo del Repsol Rally Team, con motor BMW 3 litros biturbo diésel de 340 CV, chasis tubular y cambio secuencial.

En esta ocasión el 4×4 adaptado de Esteve se ha sometido a importantes modificaciones a cargo del preparador Sodicars Racing para que se desenvuelva mejor por las dunas y disponga de una suspensión y una frenada mucho más eficaz. Otra novedad son los neumáticos BFGoodrich All-Terrain T/A KDR2+, reservados en el pasado Dakar a los equipos oficiales.

El barco atracará el 3 de enero en el Puerto de Callao (Lima), donde los participantes podrán recuperar sus coches, camiones, motocicletas y quads para efectuar la imprescindible puesta a punto previa al inicio de la competición.

“Antes de embarcar, hemos realizado un gran trabajo, no solo de preparación del vehículo, sino también a nivel logístico. Estos últimos días han sido muy intensos, ya que hemos tenido que hacer una previsión de todo el material y los recambios que necesitaremos en carrera antes de empaquetarlos para el viaje”, explicó Isidre Esteve.

Este modo de transporte obliga a acelerar la planificación. “Para nosotros, es como si el Dakar empezase ahora, porque cuando el 3 de enero recuperemos el coche en Lima apenas dispondremos de un par de días para comprobar que todo funciona bien durante un pequeño test y pasar las verificaciones obligatorias”, apuntó.

“Estamos muy contentos con el programa deportivo realizado esta temporada y con los resultados obtenidos, aunque sobretodo por las buenas sensaciones que nos dejó el Rally de Marruecos, donde ganamos confianza para sortear las dunas y mejoramos mucho la navegación”, manifestó.

Sobre el nuevo recorrido íntegramente en Perú, el piloto del Repsol Rally Team se mostró muy ilusionado. “Este Dakar será especial porque tendrá mucha arena y dunas y eso nos gusta”, aseguró el de Oliana, que en la pasada edición finalizó 21º absoluto en coches, junto a su copiloto Txema Villalobos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.