Un hombre de 46 años -y nacionalidad marroquí- fue detenido por la Policía Nacional el pasado sábado después de destrozar una máquina recreativa a la que golpeó y fracturó el cristal.

Los hechos ocurrieron a las 3.45 horas de la madrugada en un local de juegos ubicado en una travesía de la carretera de Sóller cuando el hombre, al comprobar que había perdido en las máquinas una cantidad de 400 euros, golpeó a una de ellas bruscamente,  rompiéndola y causando daños que ascienden a unos 1.200 euros.

Los responsables de la sala avisaron a la Policía Nacional que procedió a la detención del hombre.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.