La Guardia Civil ha detenido a dos hombres y tres mujeres como presuntos autores de al menos una veintena de delitos de robo con fuerza cometidos en viviendas, comercios y bares de Mallorca, especialmente en las localidades de Calvià (con especial incidencia en El Toro), Palma y Llucmajor.

La investigación se inició este pasado verano tras detectar a un grupo organizado de personas de nacionalidad española que se dedicaba a robar con el modus operandi clásico de violentar las puertas de acceso de los locales para, una vez en el interior, forzar las máquinas recreativas y sustraer la recaudación, todo ello en menos de dos minutos.

Avanzando en la investigación se pudo identificar a varios de los miembros del grupo, averiguándose además que estos residirían en el barrio de Corea en Palma.

Así, en una primera fase (en agosto) se procedió al registro  de una vivienda ubicada en el citado barrio donde se detuvo al líder de la organización y a dos miembros más del grupo, interviniendo más de mil euros en monedas además de joyas, relojes, terminales móviles y ordenadores portátiles. Tras comprobar su procedencia ilícita y ser reconocidos, dichos objetos  fueron entregados a sus legítimos propietarios.

Tras la puesta a disposición judicial de los detenidos, la Autoridad decretó el ingreso en prisión para el principal encausado y líder de la organización.

EL SEGUNDO DE LA BANDA CONTINUÓ CON LAS ACTIVIDADES

Sin embargo, la investigación no se dio por finalizada pues se sospechaba que el grupo lo componían más miembros, entre ellos, el ‘lugarteniente’ del detenido que ya estaba en prisión.

El segundo, lejos de cesar en la actividad delictiva, continuó con ella y se hizo con el control de la organización continuando -junto a otra persona- con los robos en bares y establecimientos en Palma y Calvià. Entre ellos, por ejemplo, un robo en establecimiento de la localidad de Palmanova que fue grabado en video por un  vecino cuando emprendían la huida tras cometer el robo y que tuvo con gran repercusión en las Redes Sociales.

Así en la mañana del día 30 de octubre, se procedió a la entrada y registro de otra vivienda en el barrio de Corea donde fueron detenidos el nuevo líder del grupo junto a su pareja.

En esta ocasión, en el registro de la vivienda se intervinieron 10 relojes de alta gama y joyas procedentes del robo en una joyería de Llucmajor,  así como, efectos electrónicos y más de 500 euros en monedas nuevamente.

Con estas detenciones se da por desarticulada la organización, a los que se le imputan hasta la fecha 20 robos en bares, comercios, joyerías y domicilios por toda la isla, con especial incidencia en las localidades de Calvià, Llucmajor y Palma.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.