Los sindicatos con representación en la Mesa de Negociación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por el Grupo Juaneda han convocado para las 17.00 horas del próximo martes 27 de noviembre una manifestación «en protesta del expediente».

«Nos vemos en la obligación de salir a la calle a hacer asambleas y haremos esta manifestación, que dará comienzo en la Clínica Juaneda y terminará en Policlínica Miramar, porque estamos en contra de un ERE extintivo que no nos deja ninguna opción de negociar», ha explicado en rueda de prensa la delegada de UGT de Clínica Juaneda, Teresa Sánchez.

Por su parte, el asesor jurídico de UGT, Jorge Rivas, ha explicado que lo más probable es que «esto acabe con una impugnación del ERE» puesto que, según ha detallado, el Grupo Juaneda ha basado el expediente en «causas de carácter económico y organizativo» argumentando que se trata de «un grupo patológico».

No obstante, Rivas ha destacado que, de ser un grupo patológico, el ERE tendría que afectar a todas las empresas que forman el Grupo Juaneda y no solo a tres de ellas, que son: Servicios integrales de sanidad, Agrupación médica balear y Juaneda servicios y Procedimientos.

«ARGUMENTO ARTIFICIAL»

En esta línea, ha asegurado que se trata de un argumento «artificial» para «situar el peso de los despidos solamente en una parte de la empresa de manera estratégica y sin mencionar específicamente las causas económicas y organizativas del ERE».

Así, ha acusado al Grupo de «establecer por escrito una serie de criterios con carácter general por los cuales se va a despedir a 231 trabajadores sin señalar sus departamentos o categorías», así como de ocultar «operaciones financieras en empresas de este supuesto grupo» de las cuales no tenían constancia los representantes legales de los trabajadores.

«Hemos pedido las cuentas y los balances de las empresas que integra el grupo y no se nos han entregado para poder alegar que existe ese grupo patológico y poder justificar los despidos porque no tenemos un conocimiento exacto de la situación patrimonial y económica del grupo», ha añadido.

Por ello, ha insistido en que si no se consigue acceder a los documentos requeridos sobre las cuentas del Grupo, los sindicatos procederán a «impugnar el ERE», a lo que ha añadido que, en caso de que finalmente se despida a los trabajadores, la empresa tendría que pagar a cada uno el salario correspondiente a 20 días de trabajo por año cotizado, «lo que rondaría los 2.775.000 euros».

«FALTA DE DOCUMENTACIÓN»

Por otro lado, la delegada del Sindicato de Enfermería Satse, Olga Ortiz, ha asegurado que desde los sindicatos «se están poniendo todos los recursos necesarios, como es la contratación de un asesor externo económico que ha constatado toda la falta de documentación, básica para considerar si este ERE está justificado o no».

Isabel Bernardo, secretaria general de la Federación de Sanidad de CCOO, ha instado a los ciudadanos a «salir a la calle e intentar que sea una gran manifestación» porque, a su juicio, «es muy triste todo lo que está pasando».

Finalmente, el vocal de acción sindical del Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE), Alejandro Juan, ha insistido en que «faltan más de 25 documentos de balances fiscales de la empresa y existen sospechas de que hay balances intergrupo que no se han facilitado para maquillar un poco las cuentas».

«No vamos a aceptar el ERE, no es nuestra intención que la empresa se vaya de rositas porque no es un ERE de extinción, ya que la empresa no deja de hacer actividad, sino que van a despedir a los trabajadores y la actividad seguirá», ha concluido.

«RECONDUCIR LA VIABILIDAD»

El Grupo Juaneda informó el pasado 31 de octubre de que iniciaría un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) con el objetivo de «reconducir la viabilidad de la compañía y posicionarla en condiciones adecuadas para competir en un mercado tan exigente como el balear».

En esta línea, la empresa explicó que el planteamiento del ERE busca adaptar el hospital Miramar «a los retos que plantea la sanidad insular, situarlo en una posición económica positiva y concluir el proceso de saneamiento acometido tras su adquisición».

La empresa, que indicó que el periodo de consultas con la representación legal de los trabajadores podría durar hasta el mes de diciembre, insistió en que el ERE busca el saneamiento del Grupo Juaneda para alcanzar un nivel óptimo de competitividad y afianzar su viabilidad, manteniendo el máximo empleo posible, directo e indirecto.

En concreto, el Grupo ha anunciado que el ERE afectará a un 20 por ciento de la plantilla -231 empleados– de las tres empresas que se van a ver afectadas: Servicios integrales de sanidad, Agrupación médica balear y Juaneda servicios y Procedimientos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.