científico He Jiankui


Las autoridades sanitarias chinas han abierto una investigación ante las declaraciones del científico He Jiankui, que ha publicado vídeos en YouTube en los que revela que ha modificado los genes de unas gemelas nacidas a principios de mes, lo que implicaría que ha conseguido los primeros bebés editados genéticamente.

He asegura que ha realizado una edición genética para ayudar a proteger a las bebés de una futura infección con el virus del sida y explica su logro en cinco videos publicados en los que relata cómo empleó una tecnología de edición genética conocida como CRISPR-Cas9 para modificar los genes de las gemelas Lulu y Nana, los nombres de las bebés.

He señala en uno de los vídeos que el proceso de edición, que llama cirugía genética, «funcionó de manera segura como estaba previsto» y las niñas están «tan sanas como cualquier otro bebé».

CRISPR-Cas9 es una tecnología que permite a los científicos básicamente cortar y pegar ADN, ofreciendo esperanza de soluciones genéticas para enfermedades incurables de otro modo. Sin embargo, también plantea inquietudes sobre su seguridad y ética.

La Comisión Nacional de Sanidad de China ha apuntado que está «muy preocupada» y ha ordenado a las autoridades sanitarias provinciales «que investiguen inmediatamente y clarifiquen el asunto». «Tenemos que ser responsables por la salud del pueblo y actuaremos en esto según la ley», señaló en un comunicado. También el comité de ética médica de Shenzhen ha abierto una investigación.

La Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur de la ciudad de Shenzhen, en el sur de China, donde el científico He Jiankui tiene una cátedra asociada, ha asegurado que no sabía nada del proyecto y que el investigador estaba en excedencia sin sueldo desde febrero.

La universidad de He ha advertido que esta investigación es una «grave violación de la ética y los estándares académicos». Expertos de todo el mundo ya la han condenado por considerar que esta práctica es monstruosa y peligrosa.

«Si es verdad, este experimento es monstruoso», ha afirmado Julian Savulescu, especialista en ética médica de la Universidad de Oxford, en Reino Unido. Para Kathy Niakan, experta del Instituto Francis Crick de Londres, «si es verdad (…), sería un uso de la tecnología de edición genómica muy irresponsable, antiético y peligroso».

«Entiendo que mi trabajo será polémico, pero creo que las familias necesitan esta tecnología. Y estoy dispuesto a aceptar las críticas por ellas», ha argumentado el científico en uno de los videos.

En una entrevista previa con Reuters, He dijo que su objetivo era dar a los bebés «protección de por vida» contra el VIH, que comenzó su trabajo en la segunda mitad de 2017 e inscribió a ocho parejas seropositivas. Cinco eligieron implantar embriones, incluidos los padres de las gemelas, identificados sólo por los seudónimos ‘Mark’ y ‘Grace’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.