Centenares de personas se han manifestado este sábado, a las 11.00 horas, contra el cierre de la cementera Cemex en Lloseta, y han instado a la multinacional a rectificar su decisión.

El recorrido se ha iniciado en la fábrica y ha culminado en la plaza del pueblo. La manifestación ha contado con la presencia de numerosas familias y trabajadores, y con el apoyo de los representantes de UGT Baleares, CCOO, políticos y el alcalde de Lloseta, Chema Muñoz.

El presidente del Comité de Empresa, Vicenç Villalonga, ha leído un manifiesto en contra del cierre de la planta cementera, asegurando que la fábrica lleva 70 años abierta y generando “mucha ganancia”. Por ello, Villalonga ha tildado, durante la lectura, de “injustificable” el cierre de Cemex.

Por otro lado, desde UGT baleares han asegurado que el cierre de la empresa dejaría en la calle “a más de 200 familias”, por lo que, consideran, es una decisión que Cemex “debe rectificar” porque, “si no lo hace, la multinacional prioriza la estrategia de avaricia, la de lograr aún más beneficios”.

Sin duda, los familiares y trabajadores han protagonizado el recorrido con las banderas rojas y la gran pancarta blanca. Según ha detallado el secretario general de la Federación de Construcción y Servicios de CCOO, Miguel Ángel Pardo, a Europa Press también han asistido algunos políticos baleares a la manifestación, que han encabezado la concentración.

Por otra parte, Pardo ha recordado que el próximo 7 de noviembre tendrá lugar la mesa de negociación de la empresa con el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio tras el anuncio de hace unas semanas del cierre de dos plantas de Cemex (la de Almería y la de Lloseta).

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.