Foto: Reuters

El piloto español de rallys Carlos Sainz, bicampeón mundial y doble ganador del Dakar, tiene claro que su pasión al volante es lo que le ha llevado a ser “un piloto longevo” y a querer seguir compitiendo, empezando por un nuevo reto el año que viene en el mítico ‘raid’ que lleva “al extremo” a sus participantes y sus vehículos.

“Es muy difícil escoger entre algún título. De alguna manera, con lo que me quedo es con la sensación muy especial de que siempre he disfrutado compitiendo y sigo disfrutando. El hecho de disfrutar pilotando es lo que me ha llevado a ser un piloto muy longevo porque si no se diera esa circunstancia, no correría una carrera como el Dakar. Me ayuda a seguir siendo competitivo”, expresa Sainz en una entrevista al departamento de prensa de la Ciudad de la Raqueta, que le ha premiado por su trayectoria.

De este modo, tiene claro que seguirá compitiendo mientras pueda. “Lo que tengo claro es que me moriré siendo piloto. Siempre quedan cosas por hacer y por coseguir, aunque mis retos principales están cumplidos”, comenta.

El madrileño volverá al Dakar en 2019 para defender su segunda victoria de este año, aunque lo hará al volante de un Mini tras el adiós de Peugeot a la prueba. “Este año la carrera no discurre a tanta altitud como el año pasado, pero va a hacer calor y hay que prepararse mucho físicamente”, advierte.

Para ello, está “intensificando la preparación aeróbica, el entrenamiento de fuerza, el entreno en condiciones de calor”. “El Dakar es una prueba muy dura, muy larga en la que no sabes lo que vas a encontrar. Este año se disputa en Perú y en la edición pasada ese territorio marcó la diferencia”, apunta el bicampeón del mundo de rallys que no olvida que el Dakar “es una carrera de eliminación” y que lleva “al extremo tanto a los pilotos como al coche”.

Con su larga trayectoria, el madrileño ha podido tener “una visión de la evolución de los coches y de cómo han evolucionado desde el punto de vista mecánico”. “Cuando ahora veo alguno de los coches con los que empecé a correr, la verdad, es que te llaman la atención”, comenta, reconociendo que en su modalidad, los rallys, “el piloto siempre marca mucho las diferencias y es decisivo”. “Son mi especialidad, por eso me he dedicado a ellos”, sentencia.

Sainz recibirá el Premio María de Villota a la Trayectoria Deportiva el próximo martes, un galardón que le hace “especial ilusión”. “Hay algunos premios que te ‘tocan’ más que otros, y en este caso es así por la relación que tenía con María y la que tengo con Emilio de Villota”, indica.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.