OYOTA GAZOO RACING


El piloto español Fernando Alonso asegura que está «bastante preparado» para afrontar con Toyota desde este viernes una nueva cita del Mundial de Resistencia de la FIA, las ‘6 Horas de Shanghai’, en las que espera de nuevo «poder luchar» por la victoria y «estar delante» del otro coche oficial de la marca japonesa, su gran rival en el campeonato.

«Esperemos que tengamos la oportunidad de ganar. De las cuatro carreras ganamos tres y quedamos segundos en la otra, en Silverstone la perdimos (descalificados) y es como si hubiéramos ganados dos y una segundos, a ver si aquí podemos luchar por la victoria y estar delante del coche ‘7’», aseguró Alonso este jueves a los medios en la jornada previa al inicio de la prueba.

De momento, en el Mundial de Resistencia, Alonso y sus compañeros de equipo (el suizo Sébastien Buemi y el japonés Kazuki Nakajima) son líderes tras ganar en Spa y en Le Mans y ser segundos en Fuji, ya que la descalificación en Silverstone, donde ganaron, también afectó al otro coche de Toyota y sus inmediatos perseguidores (Mike Conway, Kamui Kobayashi y José María López).

El ovetense cree, sobre esta nueva cita en Asia, que hasta el domingo va a ser «difícil» entender quién va rápido y quién no. «En estas carreras de 6 horas todo cambia, los coches se comportan mejor o peor con más o menos degradación y no lo ves hasta la carrera. Hay que seguir como hasta ahora y cometer cero errores, porque cualquier error lo pagas caro, puede llevar al abandono y sería lo peor», reconoció.

Alonso, que combina la Fórmula 1 con el Mundial de Resistencia, subrayó estar «algo cansado de viajar y de cambiar de zonas horas», pero con ilusión ante esta cita en Shanghai. «Me siento muy contento cuando entro al coche y deseo ponerme el casco y empezar los entrenamientos. Es un reto cada fin de semana, un coche nuevo, un circuito conocido, será una sensación bonita la que tenga con el Toyota», auguró.

«Son cambios cada semana, si no es un sitio es en otro. Hay muchos eventos, muchos test, algunos no públicos. Los coches se comportan y se conducen de muy diferente manera, me he preparado muy bien al inicio del año con mucho simulador, mucho estudio del coche», explicó sobre cómo se ha preparado esta carrera pese a no parar en ningún momento por sus obligaciones con la F1.

En este sentido, el bicampeón del mundo de F-1 agradeció el trabajo del equipo de ingenieros de Toyota. «Para la carrera siempre preparan unos documentos de qué tienes que hacer y de los objetivos, y los estudio un poco. Veré muchos vídeos de la carrera del año pasado, tenemos las cámaras ‘on board’, y mañana viernes estaré bastante preparado», afirmó.

«Creo que sí, que en Toyota está todo a un nivel altísimo. No ha habido ningún fallo o ningún imprevisto al que no supiéramos reaccionar. El nivel de preparación es muy alto, tampoco hay una competencia directa que te haga estar muy presionado y te pueda llevar al error», aseveró sobre el buen hacer de la firma nipona.

Sobre el trazado de Shanghai, el asturiano recordó tener «buen recuerdo siempre». «Han sido carreras para mí bastante buenas. Un circuito que en Fórmula 1 se me ha dado bien, tiene degradación en los neumáticos delanteros y es uno de los puntos fuertes que siempre he tenido. Si no sufrimos de degradación, puede ser un buen fin de semana», manifestó.

Por otro lado, sobre su última carrera en la F1 en Abu Dabi, la última cita del Mundial, Alobnso comentó que será especial «multiplicado por cien». «Ahora no siento nada porque estoy con la mente totalmente aquí. La semana que viene, sobre todo la carrera, va a ser emotiva y especial», reconoció.

«Me ha pasado en las otras carreras, como en Brasil. Hasta que no llega el domingo no siento nada. Cuando llega el domingo, das el reconocimiento, la salida, acaba la carrera, recoges y te vas pensando que no vas a volver. Abu Dabi será algo parecido, pero multiplicado por cien por ser la última», se sinceró.

Y de cara al futuro reiteró que, de momento, solo tiene confirmado estar en las 500 Millas de Indianápolis para buscar la triple corona, donde ya tiene el haber ganado en Mónaco en la F1 y haber ganado las 24 Horas de Le Mans. «Tengo grandes retos por delante en mi mente para 2019. Una está confirmada y es estar en las ‘500 Millas de Indianápolis’, el resto espero que estén confirmadas bien pronto», apuntó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.