Unos 80 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias han llegado este miércoles a la base aérea de Son Sant Joan a bordo de un Hércules para ayudar en las inundaciones que han afectado a la zona de Sant Llorenç.

Según ha informado Delegación de Gobierno, la Comandancia en Baleares de la Guardia Civil ha solicitado refuerzos aéreos y de unidades de rescate para que se puedan incorporar al disositivo de Sant Llorenç.

La consellera de Hacienda y Administraciones Pública, Catalina Cladera, ha explicado que, por ahora, hay cinco muertos y cinco desaparecido, aunque no se descarta que esta cifra aumente.

Las primeras tareas de la UME será la de buscar a las personas desaparecidas para “salvar todas las vidas posibles” y aprovechar para limpiar la zona.

“El municipio está bastante devastado”, ha manifestado en declaraciones a los medios de comunicación la consellera, tras recordar que se han suspendido las clases de los municipios de Artà, Sant Llorenç des Cardassar y Son Servera.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.