La consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera, ha explicado que, tras realizarse una valoración, se ha determinado que unas 60 casas sufrieron daños “leves” durante las inundaciones registradas en la zona de Pollença el pasado 19 de octubre.

Así ha respondido a la pregunta presentada por el diputado del PP Miquel Vidal, relativa a las actuaciones que piensa llevar a cabo el Govern en relación a las inundaciones registradas en la zona de Pollença.

Sobre ello, Cladera ha explicado que se está haciendo una “gran inversión” para garantizar el buen estado de los torrentes y ha asegurado que “hay presupuesto para este año y lo habrá el año que viene para mantener los torrentes”.

Asimismo, la consellera ha indicado que se va a crear un censo para que los payeses puedan detallar los daños registrados en sus campos. Igualmente, ha añadido que una vez se tenga una valoración global de todos los daños registrados se trabajará con el Ayuntamiento para establecer una línea de colaboración.

Por su parte, la presidenta del Govern, Francina Armengol, preguntada por el portavoz de El PI, Jaume Font, ha indicado que se está trabajando en la limpieza de torrentes y en la tramitación de las ayudas agrarias para los afectados por las inundaciones.

Asimismo, ha indicado que se está en contacto continuo con el Ayuntamiento de Pollença para llegar a un acuerdo en cuanto a la línea de ayudas para reparar los daños.

A consecuencia de las lluvias la Guardia Civil tuvo que auxiliar a unas 60 personas que habían quedado atrapadas debido, entre otras, al desbordamiento del torrente de s’Erbossar del municipio.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.