Una trabajadora de Over Marketing, la empresa encargada de las campañas electorales del PP en los años 2003 y 2007 que está investigada por beneficiarse presuntamente de fondos públicos, ha asegurado que durante el tiempo que trabajó en esta compañía, entre 2004 y 2005, vio “cosas raras” como que se conociera información de concursos públicos que todavía no se habían anunciado.

Durante su declaración como testigo este lunes en el juicio del ‘caso Over’, que investiga al expresidente del Govern, Jaume Matas, y al expresidente del PP de Palma, José María Rodríguez, la empleada ha declarado que en la empresa percibió “falta de profesionalidad”.

Ante preguntas del representante del Ministerio Fiscal, Miguel Ángel Subirán, acerca de si lo consideraría “información privilegiada”, esta ha dicho que sí y que fue una de las causas que hizo que se marchara de la empresa pero no la única pues era un trabajo que a ella no le gustaba.

Por su parte el responsable de una agencia de publicidad, proveedora de servicios de Over Marketing, ha explicado que desde esta entidad le pidieron alguna vez que emitiera directamente facturas con la Administración. “Era una forma de compensar trabajos que yo hacía para ellos”, ha dicho.

Además, ha dicho que realizó unos “primeros bocetos” de la campaña de la Policía turística, por los que cobró 1.200 euros, “un precio razonable”.

Aunque estaba previsto que el juicio continuara con la declaración de más testigos, incluido el exgerente del PP, Antonio López, se ha tenido que suspender por la enfermedad de una de las magistradas.

Cabe recordar que el expresidente del Govern, Jaume Matas, ha llegado ya a un pacto con el Ministerio Fiscal, pero no así el exconseller de Interior y expresidente del PP de Palma, José María Rodríguez, que se enfrenta a cinco años de cárcel por malversación.

En concreto, Matas ha aceptado la comisión de los delitos de fraude a la administración, malversación de caudales públicos y prevaricación y ya ha abonado su parte de la responsabilidad civil que se le pedía, que es de unos 10.000 euros. Así, ha aceptado que la pena de cárcel, que ha sido rebajada a dos años y medio de prisión respecto a la petición inicial, sea sustituida por una multa. Esta será de un total de 18.000 euros.

Durante su declaración en el juicio, preguntado por si asumía los hechos, el también exministro de Medio Ambiente en el segundo gobierno de José María Aznar, reconoció todos los cargos. “Absolutamente”, dijo.

Por su lado, Rodríguez, negó haber hecho “pagos en B”, haberse reunido alguna vez con el propietario de Over Marketing, Daniel Mercado, o que el expresidente del Govern, Jaume Matas, le ordenase contratarlo. Para Mercado, el Ministerio Fiscal pide un año y tres meses de prisión, que será sustituido por una multa de 5.400 euros, después de haber llegado, como Matas, a un acuerdo entre las partes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.