El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha dicho este lunes sobre el proceso judicial de los presos soberanistas: “Ante las sentencias injustas que vendrán tenemos que ser capaces de reaccionar con la misma autodeterminación, coraje y fuerza. Es un punto de inflexión”.

En la inauguración este lunes de la exposición ’55 urnes per la llibertat’, que podrá verse desde este lunes y hasta el 25 de noviembre en el Centre d’Arts Santa Mònica de Barcelona, ha dicho: “Es imposible que los presos tengan un juicio justo, y esto lo sabe Europa”.

El presidente de la Generalitat ha añadido que “Europa sabe muchas más cosas porque ha puesto delante del espejo la justicia española y ha dicho que esto no es aceptable”.

Por ello, ha instado a Cataluña a “ser capaz de enfrentarse a lo que será este juicio y estas sentencias injustas con la misma valentía, coraje, fraternidad, solidaridad y valor de autodeterminación que tuvo el 1 de octubre”.

Ha ensalzado que el referéndum fue obra de muchísima gente que colaboró, pero sobre todo fue obra de los miembros de un Govern legítimo, unos parlamentarios que votaron y una presidenta del Parlament que tiró adelante la ley de transitoriedad, “toda una gente que hizo lo imposible por vencer”.

“Ellos representan uno de los mejores momentos, de los más mágicos y eléctricos que ha vivido este país en años”, ha considerado Torra, que ha detallado que seguramente aquel fue el acto de desobediencia civil más importante que ha hecho Cataluña en años.

Ha reivindicado la celebración de un 1 de octubre, no solo como un acto de represión, brutalidad y violencia injustificada que hace llorar, “sino como un acto de victoria” porque Cataluña decidió determinarse, lo que requirió coraje y fraternidad.

Han participado en la apertura de la exposición, la consellera de Cultura, Laura Borràs; el expresidente de la Generalitat, Artur Mas, y una elevada representación de los artistas.

El presidente del Comité de Solidaritat Catalana de la Catalunya Nord –organizador de la exposición–, Hervé Pi, ha dicho que la entidad nació hace un año contra la “represión” en Cataluña.

LA EXPOSICIÓN QUE “NO DEBERÍA EXISTIR”

El comisario de la exposición, Étienne Sabench, ha empezando diciendo que esta exposición no debería haber existido nunca, y ha dicho que 55 artistas comprometidos han tomado posición y critican aquel episodio.

Cada artista ha dispuesto de una urna del referéndum soberanista del 1 de octubre para hacer su propia lectura, en un proyecto desinteresado por parte de los autores, diseñadores, fotógrafos, traductores y todos los profesionales vinculados.

La exposición se presentó por primera vez en la iglesia Saint Jean Baptiste de Beguinage de Bruselas (Bélgica), y después pasó por La Maison de la Catalanité de Perpignan (Francia); está previsto que después siga un recorrido itinerante.

Paralelamente a esta exposición, en el Cercle Artístic Sant Lluc se presenta la exhibición ‘155 Fotos per la llibertat’ producida por el Comitè de Solidaritat Catalana de la Catalunya Nord, que se vio en el ciclo ‘Vis a Vis’ en Perpignan.

En el acto se han leído cartas enviadas o recibidos por los presos soberanistas las esposas de los exconsellers encarcelados –Joaquim Forn, Josep Rull y Jordi Turull, Raül Romeva–, Laura Masvidal, Meritxell Lluís, Blanca Bragulat y Diana Riba.

También han leído el hijo del expresidente de la Assemblea Nacional de Catalunya, Jordi Sànchez, Oriol Sànchez, y Meritxell Bonet una carta del cineasta Ken Loach a su marido, presidente de Òmium Cultural, Jordi Cuixart.

Sin los familiares presentes –por las numerosos actos este lunes–, también se han leído cartas a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y la exconsellera Dolors Bassa.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.