EP

Una técnica de Over Marketing, que ha declarado como testigo este lunes en el juicio por el caso Over que tiene lugar en la Audiencia Provincial de Baleares, ha asegurado que el exconseller de Interior, José María Rodríguez, sí se reunió con el dueño de la empresa, Daniel Mercado.

Esta declaración contradice la de Rodríguez, que se enfrenta a cinco años de cárcel por malversación, y que negó haber hecho “pagos en B”, haberse reunido con Mercado, o que el expresidente del Govern, Jaume Matas, le ordenase contratarlo.

Durante su declaración en el juicio del caso Over, que investiga el presunto uso de fondos públicos para “beneficiar” a la entidad mercantil Over Marketing, que fue la encargada de las campañas electorales del PP en los años 2003 y 2007, Rodríguez también dijo que creía que Mercado –que ha llegado a un acuerdo de conformidad– “mintió” en sus declaraciones y que él no le ha debido “ningún dinero” ni “jamás” le ha “reclamado pago alguno”.

Durante su intervención en el juicio, la técnica ha explicado también que “todos los trabajos venían de parte de Daniel Mercado o de alguno de los socios de la empresa”. Según ha dicho, Mercado “era el que tenía los contactos”. “Conocía tanto a técnicos como a responsables políticos”, ha aseverado.

Preguntada por los regalos que se hacían a cargos políticos, la testigo ha dicho que tenían “unos baremos” de lo que se podían gastar, que oscilaba “entre los 300 y los 400 euros”, según el cargo en la Administración que tuviera la persona a quien iba dirigido.

Tras ella, ha declarado como testigo uno de los socios de Mercado en Over Marketing. Aunque no ha especificado la cantidad a la que ascendían los regalos, ha dicho que eran “simpáticos” y que eran, por ejemplo, o corbatas o bolsos de marca.

Asimismo, ha dicho que, entre otras personas, Rodríguez fue uno de los “interlocutores” con los que tuvo contacto para organizar la campaña de publicidad del PP de Baleares en 2007.

Cabe recordar que el otro principal investigado en este caso, el expresidente del Govern, Jaume Matas, ha llegado a un pacto con el Ministerio Fiscal, por el que ha aceptado la comisión de los delitos de fraude a la administración, malversación de caudales públicos y prevaricación y ya ha abonado su parte de la responsabilidad civil que se le pedía, que es de unos 10.000 euros.

Matas ha aceptado que la pena de cárcel, que ha sido rebajada a dos años y medio de prisión respecto a la petición inicial, sea sustituida por una multa. Esta será de un total de 18.000 euros.

Para Mercado, el Ministerio Fiscal pedía un año y tres meses de prisión. Esta pena será sustituida por una multa de 5.400 euros, después de haber llegado, como Matas, a un acuerdo entre las partes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.