El operativo de búsqueda del niño desaparecido, que este martes ha desarrollado su séptima jornada sin resultado, se centra actualmente en garantizar que el menor no esté en el torrente, según ha explicado esta tarde el director general de Emergencias, Pere Perelló.

En declaraciones a los medios, Perelló ha explicado que hasta el momento casi todo el operativo se ha centrado en Sant Llorenç y Son Carrió, y en menor medida en la zona hasta S’Illot.

Perelló ha señalado que el trabajo este martes ha “avanzado bastante” si bien es “lento” y “de seguridad” para atender todas las zonas. Esta tarea, ha insistido, es “muy minuciosa” para poder “certificar” que el menor desaparecido no se encuentra en los puntos revisados.

En este sentido, se han hecho estudios del flujo de sedimento o el desplazamiento de los animales arrastrados por la corriente que se han encontrado para valorar cuáles son las zonas con mayores probabilidades de éxito en la búsqueda. Al respecto, Perelló ha indicado que las aportaciones de la comunidad científica han confirmado al operativo que las zonas prioritarias planteadas como posibles localizaciones del menor son “correctas”.

LOS PERROS CONTINÚAN RASTREANDO LA ZONA

A lo largo de la jornada, los perros del operativo han rastreado áreas con acumulación de sedimento. Han marcado algunos puntos pero se trataba de animales muertos. La tarde de este lunes, el operativo actuó en un punto en la zona de Son Carrió marcado por uno de los canes, pero después se comprobó que el niño no estaba allí.

Por otro lado, hoy han mejorado las condiciones en el mar y las embarcaciones han podido trabajar “con tranquilidad”, aunque también sin resultados positivos.

Este martes, unos 400 efectivos han trabajado en el operativo de Sant Llorenç, de los que cerca de 300 estaban destinados a la búsqueda del desaparecido.

Este miércoles, el operativo de búsqueda del niño seguirá incidiendo en los puntos del torrente de Ses Planes entre Sant Llorenç y Son Carrió. También continuará la búsqueda acuática y marítima, si las condiciones del mar lo permiten.

El menor viajaba con su madre y con su hermana a bordo de un coche cuando fueron alcanzados por la riada el martes. La mujer consiguió sacar a la niña del vehículo, pero después el coche fue arrastrado por la corriente. El cuerpo de la madre fue encontrado en el interior del coche.

Hasta el momento se han confirmado 12 víctimas mortales, siete hombres y cinco mujeres. Seis de ellos son extranjeros.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.