Un total de 36.674 inmigrantes y refugiados han llegado a costas españolas en lo que va de 2018, una cifra que casi triplica la de 2017, cuando hasta el 30 de septiembre 12.366 personas habían entraron en España en patera, según el balance del Ministerio del Interior recogido por Europa Press.

Además, según las cifras de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) actualizadas a fecha 1 de octubre, al menos 363 personas han fallecido o desaparecido intentando alcanzar las costas españolas a través de la ruta marítima del mediterráneo occidental, es decir, más del doble que en el mismo periodo de 2017, cuando se registró la cifra de 145 muertes. Asimismo, los fallecidos en lo que va de año superan ya los que se contabilizaron en esta ruta durante todo el ejercicio pasado (224).

Esta cifra de fallecimientos no incluye a las 34 personas migrantes, entre ellas dos niños, que viajaban junto a otras 26 personas a bordo de una patera frente a la costa de Marruecos, cuya muerte ha denunciado este martes 2 de octubre activista española Helena Maleno.

24.308 MIGRANTES MÁS QUE EN 2017

Según el balance de Interior, este año han alcanzado costas españolas casi 36.700 personas en 1.449 embarcaciones, frente a las más de 12.300 que lo hicieron hasta el 1 de octubre de 2017 en 728 pateras. Así pues, llegaron a las costas de España 24.308 inmigrantes y refugiados más en 721 embarcaciones más que el año pasado.

En concreto, a las costas peninsulares y baleares han llegado 35.218 migrantes, un 198% más que en 2017, cuando lo lograron 11.805 personas. Las costas canarias han experimentado el mayor aumento al haber recibido este año 659 personas en patera, un 381% más que el año pasado, que registró 137 llegadas hasta el 30 de septiembre.

A las costas de Ceuta han accedido 273 personas este año, mientras que el pasado ejercicio lo hicieron 111; y a las de Melilla llegaron por mar 524 migrantes, frente a 313 en el mismo periodo del año pasado.

CASI 5.000 ENTRADAS VÍA TERRESTRE A CEUTA Y MELILLA

El balance de Interior incluye las llegadas a España por vía terrestre a Ceuta y Melilla, rutas que contabilizan las llegadas a través del salto del vallado pero también en los dobles fondos de vehículos y otras fórmulas. Según los datos del departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska actualizados a fecha 30 de septiembre, las entradas por esta vía ascienden a 4.920. En el mismo periodo de 2017, se contabilizaron 4.721 entradas, por lo que este año se han incrementado en un 4,2%.

En concreto, se han producido 3.353 llegadas terrestres a Melilla este año, mientras que en 2017 se registraron 2.970. En el caso de Ceuta, sin embargo, este año han disminuido en un 10,5% con respecto al mismo periodo de 2017, convirtiéndose así en la única vía de entrada irregular a España que experimenta un descenso.

Por su parte, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha contabilizado 36.654 entradas a través de la ruta del mediterráneo occidental, según los datos actualizados a fecha 1 de octubre. Esta cifra supone casi un 130% más que las llegadas que se registraron en 2017 hasta la misma fecha (15.982).

Tanto las cifras de Interior como de la OIM reflejan que en los primeros nueve meses del año se han producido más del doble de las llegadas que se contabilizaron en el mismo periodo de 2017. Según la organización, el mes de julio de 2018 ha sido el que más entradas a España en patera registró, al contabilizarse 7.855 entradas; seguido del mes de junio con 6.929 llegadas; el de septiembre, con 7.317; y agosto, con 6.406. Como suele ser habitual, las entradas por mar se incrementan en periodo estival.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.