Foto: Reuters

El Gobierno italiano no introducirá cambios en sus presupuestos, según ha asegurado el viceprimer ministro, Matteo Salvini, “aunque Bruselas envíe doce cartas” después de que la Comisión Europea rechazara este martes el borrador remitido por Roma y concediera al país transalpino tres semanas para elaborar uno nuevo. “Los italianos están primero”, añadió el líder la Liga.

En una entrevista con la emisora italiana RTL 102.5, Salvini ha defendido su posición de “hacer lo contrario de lo que hicieron los Monti, Letta o Renzi”, señalando que la deuda pública de Italia ha aumentado en 300.000 millones de euros desde 2012, cuando se implementaron una serie de medidas “aplaudidas por cuatro burócratas en Bruselas”.

“Estoy convencido de que si se pone a trabajar a los italianos (…) si se restituye el derecho al trabajo de los italianos, si estos obtienen un salario, la deuda pública podrá reducirse”, ha declarado Salvino. “El único modo de crecer y reducir la deuda es volver al trabajo”, ha subrayado.

A pesar del tono desafiante de sus declaraciones, el político italiano ha reiterado su postura favorable a seguir en Europa. “No quiero dejar Europa, no quiero salir del euro, quiero que mis hijos crezcan en Europa”, apuntó.

En una circunstancia histórica, la Comisión Europea tumbó ayer el plan presupuestario presentado por Italia, al constatar que incumple significativamente las reglas fiscales europeas, reclamando a Roma un nuevo borrador en un plazo máximo de tres semanas, el martes 13 de noviembre.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.