FOTO JAVI RAMÍREZ

Rocío Carrasco sigue con su vida ajena a todas las polémicas que rodean a su familia y es que, sin duda alguna, la hija de Rocío Jurado está totalmente centrada en su amiga Terelu Campos, a la que siente como una hermana para ella y que se encuentra recuperándose de su doble masectomía y en el espectáculo ‘Punto de Partida’ que protagoniza su amiga Anabel Dueñas.

En esta ocasión Rocío salió un fin de semana más de la función y lo hizo junto a su marido Fidel Albiac que se ha convertido en un apoyo incondicional en su día a día.

Ajena totalmente al problema económico que tiene su tío Amador Mohedano con Hacienda y que afecta a la finca de los Naranjos, Rocío prefirió no comentar nada sobre su familia y tampoco sobre el enfrentamiento judicial que mantiene con el padre de sus hijos, Antonio David Flores.

Continuando con el distanciamiento con sus hijos, Rocío no acompañó a su hija Rocío Flores el pasado 13 de octubre cuando la joven cumplía 22 años.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.