Foto: Europa Press

El PP ha registrado este miércoles en el Congreso la solicitud de creación de una comisión de investigación sobre los “graves casos de tratos de favor” que, a su juicio, se están dispensando en Cataluña a los políticos presos por el proceso independentista catalán.

En concreto, el PP exige conocer “a fondo las anomalías” que advierte en la cárcel de Lledoners (Barcelona) y en otros centros penitenciarios catalanes, especialmente lo que considera “privilegios” a los que están teniendo acceso estos internos, y busca aclarar si desde el Gobierno de Pedro Sánchez se están aplicando beneficios penitenciarios como contrapartida a la moción de censura.

El objetivo final de la comisión que reclaman en el Congreso es “esclarecer las responsabilidades políticas” que se deriven de los hechos investigados, así como formular recomendaciones que impidan la repetición de casos similares en un futuro.

En la iniciativa, recogida por Europa Press, el PP relata algunos de los “privilegios” de los que estarían disfrutando estos presos preventivos a tenor de las noticias que se han publicado en distintos medios de comunicación a raíz de las denunciar formuladas por funcionarios de los centros penitenciarios.

CUMPLEAÑOS, VISITAS, PASTELES…

Así, recalca que el presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez, pudo celebrar su cumpleaños el pasado 1 de octubre, casualmente el primer aniversario del referéndum ilegal de 2017; que estos presos acceden a alimentos “muy codiciados”, como los pasteles que comieron en esa celebración y que están vedados a otros reclusos, y que incluso reciben visitas de médicos ajenos a la institución penitenciaria.

“El discurso independentista, compartido por varios miembros del Gobierno español, de que estos presos no deberían estar actualmente en una situación de prisión preventiva, tiene un reflejo metafórico inusitado en la actividad cotidiana que esos reclusos desarrollan en la cárcel, convertida en auténtico centro de poder y oficina de gestión de la estrategia soberanista”, alerta el PP.

Y es que, según relatan, Oriol Junqueras, Raúl Romeva, Josep Rull, Jordi Turull, Joaquín Forn, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart “no pisan prácticamente la celda excepto a la hora de dormir” porque dedican la mayor parte del día a recibir “todo tipo de visitas” que se camuflan dentro del apartado legal de ‘visitas de autoridades'”. Es más, añaden, a veces estas visitan son grupales y se celebran en lugares inhabituales como “el área de psiquiatría” que es “cómoda y desahogada”.

MODULO 2: DESPACHO OFICIAL

Desde su punto de vista, han logrado convertir el Módulo 2 de Lledoners en “una especie de despacho oficial en el que reciben a un buen número de representantes políticos y sindicales”. De hecho el PP ha registrado esta iniciativa el mismo día que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha anunciado que este viernes se entrevista en la cárcel con el líder de ERC para buscar su apoyo al pacto presupuestario que ha sellado con el Gobierno. Hace unos días Junqueras recibió en el mismo sitio al presidente de la CEOE, Joan Rosell, y también del lehendakari, Íñigo Urkullu.

“Lo que para cualquier otro recluso común estaría bastante más limitado, para los presos independentistas es libertad absoluta. Y, como resulta evidente, están dirigiendo sus formaciones políticas desde la cárcel y todo esto se viste bajo la apariencia de visita oficial”, se queja el PP.

También cita el caso de la exconsejera Dolores Bassa, que salió a visitar a su madre en el hospital y fue trasladada en un vehículo policial de alta gama que no llevaba logotipo, en contra de lo que se hace con otros presos en la misma situación.

APOYO DE FUNCIONARIOS INDEPENDENTISTAS

Los ‘populares’ resaltan que ninguno de estos hechos han dado lugar a investigaciones internas en la prisión y da por hecho que estos presos cuentan con el apoyo “cómplice” de algunos funcionarios con “simpatías independentistas claramente notorias”. En este contexto, reclama que cesen los privilegios y que se adopten las medidas sancionadoras y disciplinarias pertinentes.

Además, el PP quiere que la comisión de investigación que demanda sirva para aclarar por qué el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska decidió trasladar a estos presos preventivos a cárceles catalanas y no de otra comunidad a sabiendas de que éstas dependen de la Generalitat.

“Y es hora también de que se investigue si Pedro Sánchez está aplicando beneficios penitenciarios como contrapartida al pacto con los independentista que le llevó a ser presidente del Gobierno”, sentencian los ‘populares’, incidiendo en que “la política penitenciaria no puede estar bajo las condiciones de un señor que hoy es presidente del Gobierno gracias a los independentistas y que de forma arbitraria perjudica a los ciudadanos y beneficia a otros”.

El PP quiere que el Congreso tenga diez meses, ampliables si es necesario, para investigar este asunto en una comisión en la que ellos tendrían tres miembros, el PSOE y Unidos Podemos dos cada uno, y uno cada uno de los demás grupos parlamentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.