Fotos: Isabelle Sleijpen

Los hermanos Lucía y Joaquín Galán, conocidos musicalmente como Pimpinela, actuaron anoche en el Trui Teatre y presentaron al público mallorquín su último trabajo, “Hermanos, la verdadera historia”.

La tarde de lluvia no fue capaz de disuadir a un público que esperaba ansioso el último trabajo del dúo argentino y que, además de un recopilatorio de los éxitos que han marcado su carrera, ofrecieron a los asistentes algunos nuevos temas correspondientes a su último trabajo.

El concierto comenzó como si del relato de un cuento se tratara donde los hermanos comenzaron el relato de su vida dentro y fuera de los escenarios. Lucía explicó por qué su madre eligió el nombre artístico de Lucía (bautizada como Maria Graciela), ya que es el título de una de las canciones de su, por aquel entonces cantante favorito, Joan Manuel Serrat.

Empezaron el concierto precisamente con esa canción y en unos minutos tuvieron el hermoso detalle de hacer una pausa para solidarizarse con los damnificados por la riada de Sant Llorenç, detalle este que los asistentes agradecieron muy emocionados.

Pimpinela lleva 35 años de éxitos casi ininterrumpidos en el mercado de habla hispana. En nuestra memoria aparecen siempre cantando al amor pero, sobre todo, al desamor y al despecho con canciones inolvidables como “Dímelo delante de ella”, “Una estúpida más” o la archiconocida “Olvídame y pega la vuelta”.

Los hermanos Pimpinela han querido poner en valor sus 35 años de carrera con un libro autobiográfico y con “Hermanos, la verdadera historia” con el que el mítico dúo describe sus vidas como artistas, como familia y como personas que no siempre han ido evolucionando a la par.

Con la publicación de esta autobiografía, Lucía y Joaquín han puesto todas las cartas sobre la mesa y se han sincerado como mejor saben hacerlo, con palabras y con su música.

En este último trabajo nos hablan de su infancia y su adolescencia, a caballo entre Argentina y España, de cómo su madre les animó a cantar juntos o de la durísima enfermedad de su padre. Y todo ello, mientras nos regalan temas como “Somos todos iguales”, de su último álbum.

Lejos quedan las dificultades de sus comienzos. En Argentina ya habían publicado algunos temas pero España se les resistía y les estaba resultando muy complicado hacerse un hueco en el panorama nacional.

Y eso fue así hasta que, de la mano de la memorable Mayra Gómez Kemp, reina y señora de las pantallas por aquella época, fueron presentados al tristemente desaparecido Íñigo, que les dio su primera oportunidad en aquel mítico programa de Radio Televisión Española, “Estudio Abierto” y que le abrió para siempre las puertas del mercado español.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.