Otros 20 controladores aéreos han admitido este miércoles haber cometido un delito de abandono del puesto de trabajo durante el puente de la Constitución de 2010, hecho que afectó a unos 700.000 pasajeros y a más de 5.000 vuelos en toda España.

En esta tercera jornada del juicio que se desarrolla esta semana en la Audiencia Provincial de Baleares, nueve controladores han declarado por videoconferencia, al estar cinco destinados en Menorca y otros cuatro en Barcelona. El resto ha declarado presencialmente.

Solo a uno de ellos, con cargo sindical, se le ha imputado el delito de cooperador necesario por lo que su multa ascenderá a 31.500 euros. El resto deberá pagar una multa de 15.000 euros cada uno.

Este martes, declararon otros 23 controladores. De estos, dos aceptaron una multa de 31.500 euros y el resto aceptaron pagar una multa de 15.000 euros cada uno. El lunes, 18 acusados ya aceptaron haber cometido este delito.

La Fiscalía ha aceptado este pacto global si es firmado por todos los investigados. Con esto, retirará la acusación a siete controladores que no habían llegado a un acuerdo ya que dispondrían de circunstancias –haber faltado de manera justificada al puesto de trabajo, por ejemplo– que les eximirían de ser juzgados.

Cabe destacar que en concepto de indemnización a los pasajeros afectados por el caos aéreo de diciembre de 2010, los controladores ya han destinado un total de 15 millones de euros.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.