MSF/LAURENCE HOENIG

Las autoridades de Níger han anunciado este jueves la expulsión del país de una pediatra de la organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF) que recientemente denunció la muerte de diez niños cada día en el hospital de la localidad de Magaria (sur) a causa de la malaria y la desnutrición.

La doctora Anne Pittet afirmó en un vídeo publicado el 28 de septiembre por MSF que un total de 298 niños habían muerto en el último mes a causa principalmente de la desnutrición y la malaria.

La ONG desveló que, en colaboración con el Ministerio de Sanidad nigerino, estaba atendiendo a 730 niños ingresados en este hospital, incluidos 208 que se encontraban en estado crítico en una unidad de cuidados intensivos “abarrotada”.

“Nadie aquí ha visto tantas muertes. Nunca había visto tantas muertes en mi vida”, dice Pittet en el vídeo. “Es cierto también que nunca había visto llegar a tantos pacientes graves al mismo tiempo”, agrega.

“Es sorprendente. Llegan muchos cada vez, cada uno peor que el anterior. La última vez tuvimos catorce niños en la sala de estabilización, que tiene seis camas”, relata, antes de señalar que “a veces hay que elegir los casos prioritarios”.

Así, Pittet resalta que “hay que elegir a aquellos que aún tienen posibilidad de ser reanimados, comparados con otros menos afortunados porque ya han sido reanimados varias veces, tienen lesiones neurológicas muy graves y hay que dejarles ir”.

En respuesta, el Gobierno nigerino ha afirmado que las cifras están exageradas, si bien ha reconocido que el número de casos de malaria ha registrado un alza importante en lo que va de año.

El ministro de Sanidad, Idi Illiassou Mainassara, ha manifestado que “es cierto que este año hay muchos casos de malaria, pero lo que ella (Pittet) cuenta sobre la tasa de mortalidad es falso”, según ha informado la emisora Radio France Internationale.

“Hemos cogido el registro de MSF sobre muertes entre el 2 y el 30 de septiembre. Hemos identificado diez casos de fallecimiento. Se ha constatado en presencia del responsable nacional y de la mujer que aparece en el vídeo”, ha zanjado.

Previamente, el director del programa de MSF para Níger en Ginebra, Dorian Job, había destacado que “hasta ahora no había visto nada similar” y alertado de que la organización “teme que sea sólo la punta del iceberg”.

“Cada año, en torno a esta época, esperamos un pico de infecciones de malaria, así como una incidencia de la desnutrición por encima de los umbrales de emergencia, peor no habíamos visto a pacientes sobrepasando al hospital en este número hasta ahora”, apuntó.

MSF apuntó además que, “dado el número de muertes registradas en los estudios de mortalidad llevados a cabo durante los picos de malaria y desnutrición en los años anteriores, se cree que sólo se está viendo a una sexta parte de los niños que necesitan cuidado”. “Muchos de los diagnosticados con malaria o desnutrición sufren además otras enfermedades”, alertó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.