Este sábado caía como un jarro de agua fría para los fans de la serie The Walking Dead la triste noticia de que el queridísimo actor, Scott Wilson, fallecía a causa de la leucemia que sufría. La, ya de por sí, fatal noticia era aún peor encajada por sus seguidores al haberse producido pocos minutos después de que la productora de la serie anunciara que, para esta novena temporada, Scott volvía a encarnarse en Hershel.

El actor, que había interpretado a este icónico personaje hasta 2014, fallecía este sábado por la tarde a los 76 años y muchos eran los compañeros y seguidores, que a través de sus perfiles en redes sociales, mostraban su tristeza y pesar por su muerte. El hecho de que esta triste noticia saliera a la luz pocos minutos después de que los productores de The Walking Dead anunciaran en la Comic-con de Nueva York su esperada vuelta a la serie, era lo que más destacaban sus fans en sus mensajes de despedida.

Aunque este último papel enfrentándose a todo tipo de zombies ha sido el que le ha lanzado a la fama entre las generaciones más jóvenes, pero no han sido los únicos personajes a los que Wilson ha tenido que matar en la ficción, en sus 50 años delante de las cámaras, el polifacético actor se encontraba más cómodo interprentado el papel de asesino. En A sangre fría dio vida al pederasta y asesino Dick Hickock; en En el calor de la noche su personaje era Harvey Oberst, un sospechoso de asesinato; y en El Gran Gatsby, se encargó de asesinar al protagonista. Su interpretación en La novena configuración le sirvió para ganarse la nominación al Globo de Oro como mejor actor de reparto en 1981.

En este siglo, además de en The Walking Dead, el actor también dejó su huella en series como CSI, Expediente X o The OA y en grandes producciones de Hollywood como Pearl Harbor y El último samurai.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.