Foto: Reuters

Varios miles de independentistas se han manifestado este sábado para protestar contra el “acoso” de Pekín y pedir un referéndum para una declaración formal de la independencia de la isla de China.

La concentración, una de las mayores vistas en Taiwán este año, ha sido organizada por un grupo llamado Alianza Formosa fundado hace seis meses y los manifestantes se han congregado cerca de la sede del Partido Democrático Progresista (DPP) de la presidenta, Tsai Ing Wen. El portavoz de Alianza Formosa, Kenny Chung, ha considerado un “éxito” la participación.

Las relaciones con Pekín se han deteriorado desde que Tsai llegó al cargo en 2016, ya que China sospecha que quiere impulsar la independencia formal de la isla, una línea roja para el Gobierno chino. China considera a Taiwán como parte de su territorio y nunca ha renunciado al uso de la fuerza para volver a poner la isla bajo su control.

Este año, China ha intensificado la presión militar y diplomática, realizando maniobras aéreas y marítimas en los alrededores de la isla y persuadiendo a tres de los pocos países que aún apoyan a Taiwán a que rompan relaciones.

Los manifestantes han defendido que el Gobierno de Tsai debería responder a Pekín y se han mostrado partidarios de un referéndum sobre la independencia para evitar ser “engullidos”. Algunos han portado pancartas con el mensaje: “No más acoso, no más anexión”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.