MOTOGP.COM

El piloto español de MotoGP Marc Márquez (Repsol Honda) ha asegurado que no debe “estresarse” para lograr el objetivo de proclamarse de nuevo campeón del mundo por quinta vez en la máxima categoría, pese a que en el Gran Premio de Japón tiene la primera oportunidad de lograrlo.

“Aquí tenemos la primera oportunidad, pero el objetivo es el mismo, salir fuerte desde la FP1 para estar listos para la victoria. Después ya veremos hasta dónde podemos luchar, Dovizioso es muy rápido en Motegi y está a muy buen nivel. No hay que estresarse para lograr el objetivo porque quedan cuatro carreras”, señaló Márquez este jueves en rueda de prensa.

El ilerdense, tras sus victorias en Aragón y en Tailandia, suma 271 puntos y aventaja en 77 puntos a su inmediato perseguidor, Andrea Dovizioso (Ducati), por lo que sería campeón del mundo por séptima vez, quinta en MotoGP y por tercer año consecutivo, quedando por delante del italiano.

“Este año intentaremos repetirlo (ganar el título en Japón) pero no es la última carrera, no son las sensaciones como el año pasado en Valencia, que era la última opción. Aquí tengo que estar concentrado, intentar ganar, pero sin tomar riesgos porque habrá más oportunidades”, manifestó.

No obstante, celebró llegar a Motegi tras ganar en Aragón y Tailandia. “En esta segunda parte del campeonato los pilotos de Ducati están yendo fuertes y rápidos. Fueron victorias importantes, hemos mejorado bastante la ventaja en el campeonato para estar más cerca del objetivo”, se sinceró.

En cuanto a poder celebrar su tercer título en Japón, el líder del campeonato manifestó que las sensaciones son “más o menos” las mismas que en 2014 y 2016, cuando confirmó sus victorias en el campeonato en Motegi.

“En 2014 fue la mejor manera de lograr el título, la situación era algo mejor. El más complicado fue en 2016, fue algo que no esperábamos y todo pasó el domingo, que gané y los dos Yamaha se cayeron, fue algo inesperado”, apuntó al respecto.

Sobre la carrera del año pasado, en la que Dovizioso le ganó con una gran batalla en la última vuelta, Márquez lo recuerda “como si hubiera pasado ayer”. “Fue una carrera complicada, con mucha agua en pista, y sí, Dovizioso me batió en la contrarrecta, en la bajada frenó más tarde, lo intenté en la última curva pero fue demasiado. Hizo un gran movimiento en esa carrera, pero este año parece que el domingo habrá condiciones de seco”, señaló.

“La aceleración es una de las partes en las que más hemos sufrido estos años. Es un punto fuerte de la Ducati, por eso este fin de semana quizá sea difícil, pero lo intentaremos. Tenemos puntos fuertes como en las curvas cerradas, donde podemos apretar más, y ahí recuperamos lo que perdemos”, comentó sobre la mejor aceleración de las Ducati y cómo podría afectarle en este trazado nipón.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.