Repsol Honda

El piloto español Marc Márquez (Repsol Honda) ha conquistado este domingo su séptimo título de campeón del mundo, quinto de la categoría de MotoGP, al vencer en la carrera del Gran Premio de Japón y forzar el error de su principal rival en el Mundial, el italiano Andrea Dovizioso (Ducati), al que adelantó a falta de cuatro vueltas y que se fue después al suelo.

El de Cervera, que partió desde la sexta posición, se situó tercero en la primera curva y segundo, tras ‘Dovi’, antes de completar el primer giro. Fue a cuatro vueltas para el final cuando consiguió sobrepasar al transalpino en la curva 9; el de Forlimpopoli, bajo presión, sufrió una caída en la penúltima vuelta y dejó el título en bandeja al catalán.

De esta manera, Márquez, con 25 años, conquista su séptimo entorchado en las nueve temporadas que lleva en el campeonato del mundo, siendo además el más joven en llegar a esa cifra. Con su quinto título en la categoría reina, iguala a Mick Doohan.

La tensión estalló nada más ver la bandera a cuadros. Entre las felicitaciones de sus compañeros, un abrazo del piloto inglés Scott Redding le provocó una dislocación del hombro, que no impidió que celebrase a lo grande el título. Le esperaba una máquina recreativa con la en la que, metafóricamente, llegó al ‘nivel 7’, el mismo que su número de entorchados.

Todo tras una temporada en la que mostró lo que mejor sabe hacer: asumir riegos. Su atrevimiento, no exento de polémica entre sus rivales, le ha permitido alcanzar su octava victoria del curso y proclamarse campeón a falta de tres pruebas para el final. Sus 102 puntos de ventaja sobre Dovizioso resultan ya inalcanzables y le elevan al Olimpo del motociclismo mundial.

MÁRQUEZ FUERZA EL ERROR DE DOVIZIOSO

En la cita histórica en Motegi, hasta siete pilotos rodaron juntos en cabeza en el inicio de la prueba, con el ‘poleman’ Dovizioso liderando; Márquez no perdía la estela del italiano, mientras el británico Cal Crutchlow esperaba su oportunidad tras el de Cervera.

Mientras, Valentino Rossi (Yamaha) se quedaba descolgado en la séptima vuelta y las Suzuki le sobrepasaban. De hecho, su compatriota Andrea Iannone (Suzuki) logró alcanzar a los tres de cabeza, pero su aventura se terminó al irse al suelo en la curva 10.

Poco a poco, el trío de cabeza fue ralentizando el ritmo y eso permitió que pudiera llegar a ellos Àlex Rins (Suzuki). Sin embargo, Dovizioso y Márquez cambiaron de ritmo y pronto se convirtió en una lucha entre dos. El catalán esperó paciente su oportunidad y la encontró a falta de cuatro vueltas, cuando pasó al transalpino, que cometió un error en la curva 9. La necesidad obligó a ‘Dovi’ a arriesgar, y se cayó cuando sólo quedaban dos giros para la bandera a cuadros.

Crutchlow y Rins completaron el podio en una gran jornada para los pilotos españoles de la categoría reina. Álvaro Bautista (Ducati) logró terminar quinto, justo por detrás de Rossi, mientras que Maverick Viñales (Yamaha), séptimo, y Dani Pedrosa (Repsol Honda), octavo, se colaron en el ‘top 10’.

Además, Pol Espargaró (KTM) finalizó en decimotercera posición y Jordi Torres (Ducati) fue decimoséptimo. El único que no pudo acabar fue Aleix Espargaró (Aprilia), que abandonó a falta de 18 vueltas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.