LUZ CASAL/ EUROPAPRESS

Luz Casal no quiso faltar anoche a la cita en el Wizink Center de Cadena 100 en el concierto solidario Por Ellas, como apoyo a la lucha contra el cáncer de mama. Una enfermedad que la cantante conoce de sobra y que ha sufrido en su propio cuerpo.

Por eso mismo Casal quiere desvelar sus vivencias al respecto para intentar ayudar a otras mujeres que estén en su misma situación, además confiesa todo lo que ha aprendido tras la enfermedad. Luz también nos desvela sus planes de trabajo y proyectos.

CHANCE: Apoyando una causa preciosa

Luz Casal: Sí, dando una especie de ánimo a toda la gente que está
afectada y a todas las personas que cuidan de los que están
afectados, de los que tienen la enfermedad.

CH: Tú eres una superviviente.

L.C: Yo soy una persona afortunada, lo he sido toda mi vida,
incluso durante los episodios de la enfermedad. he contado
con el buen hacer de todos los profesionales de la medicina.
he contado con el cariño y el soporte de familiares, amigos y
gente desconocida que me enviaba mensajes más que
cariñosos y soy una de las casi podríamos decir, millones de
personas que han superado la enfermedad.

CH: ¿Qué mensajes darías a las mujeres que están pasando por
esto?

L.C: Descarto siempre el miedo. Les diría que el miedo no no sirve
para nada. Ya sé que hay momentos difícil esa y que
en esos momentos hay que demostrar que lo estás pasando
mal para que te ayuden los que tienes a tu alrededor. Pero
una vez que te dicen que tienes la enfermedad, yo creo que
tienes que ayudar a la gente, a los que te van a cuidar, con
una actitud lo más positiva posible. aún cuando estás en el
casi peor momento.

CH: El 50% son la familia y los amigos.

L.C: Sí. No sé hablar en términos de porcentajes. Lo que sí sé es que
ya hay unos protocolos magníficos incluso comparativamente con el primer cáncer que yo tuve en 2007, ahora, los avances han sido extraordinarios. Ya hay gente que aún teniendo el mismo tipo de cáncer de mama puede que no tenga necesidad de tratamientos de quimioterapia. Pero sí es verdad que cuando estás en cualquier momento de tu vida, cuando estás decaído, que alguien venga y te diga “venga, va. Vamos a tomar algo”. Hay que saber diferenciar el dolor de la catástrofe y esto es un episodio más de la vida,
aunque sea doloroso, pero un episodio más de la vida.

CH: ¿Has podido sacar una lectura positiva de esta enfermedad?

L.C: He sacado algunas consecuencias. Si tuviera que destacar
algo por encima de todo sería mi mayor sensibilidad para
entender los problemas de la gente. No ya de una enfermedad,
si no en general. Ser capaz de comprender al otro cuando
está en su momento más bajo y eso tratándolo en el plano
profesional me viene muy bien. Cuando hablo de cosas
importantes, sensaciones o sentimientos profundos, cuando
hablas de alguien que te ha dejado, sé que eso provoca dolor
y entonces lo entiendo mejor.

CH: ¿Qué proyectos musicales tienes?

L.C: Acabar este año todos los concierto que tenemos previstos,
que será el día 16 de diciembre. Tenemos algunos saltos como
a México el próximo lunes donde haremos dos conciertos.
Serbia, Estrasburgo. Me parece que de fuera eso es lo que nos
queda. Pero nos quedan algunos conciertos más en España y
ese del 16 de diciembre. Aquí precisamente en Wizink. y luego
intentar hacer nuevas cosas y nuevos proyectos. Un día
pienso que lo próximo será mucho más electrónico, al día
siguiente me levanto y digo qué tontería, me he dejado
influenciar por lo que he escuchado ayer. No sé. Lo que sigo es
escribiendo y grabando todas aquellas cosas que se me
ocurren sin saber qué va a pasar con eso. Eso son los
proyectos, que más que proyectos son cosas en el aire.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.