JOSEFINA BLANCO

Tras los rumores de boda, Lidia Torrent ha confirmado que por el momento no tiene intención de pasar por el altar con Matías y es que la joven está totalmente centrada en sus proyectos profesionales. En esta ocasión Lidia acudió a uno de los eventos organizado por la Clínica Baviera y es que fue allí donde decidió operarse de la vista.

LIDIA TORRENT: “CUANDO EMPIEZAS A VER DESDE EL PRINCIPIO FLIPAS EN COLORES”

P: ¿Cuántas dioptrías tenías y cómo decidiste operarte?

LT: Yo tenía 3 en el ojo derecho y 2,75 en el izquierdo, no podía hacer vida sin lentillas o gafas. Llevaba mucho tiempo queriendo operarme, entonces se dio la oportunidad y me lancé de cabeza. Tenía muchas dudas, muchas preguntas, cuando uno se enfrenta a una cirugía tiene que estar tranquilo. Hice todas las preguntas, curé todas mis dudas. Desde el principio estaban super pendientes de si me preocupaba algo, es imposible no quedarme tranquila. Y en la operación con la enfermera te va diciendo lo que va pasando en cada momento, y es muy rápido. Eso es impagable.

P: ¿En ese momento en el que ya abres lo ojos cómo te sentiste?

LT: Muy fuerte. Cuando empiezas a ver desde el principio flipas en colores. Impresiona ver cuando no has visto nunca.

P: ¿Cuánto tiempo llevas operada?

LT: El 16 de julio me operé.

LIDIA TORRENT: “DESPUÉS DE LA OPERACIÓN TIENES QUE LUBRICARTE EL OJO PORQUE EL OJO DEJA DE PRODUCIR LÁGRIMAS POR UNOS MESES”

P: O sea que ya has probado todas las situaciones sin gafas.

LT: Todas las habidas y por haber.

P: Antes comentabas que besarte con la pareja con gafas era más rollo.

LT: Para empezar dar dos besos con gafas se te mueven, como el otro lleve gafas ya eso es el desastre mayor del mundo. Y cuando te das un beso con tu pareja, a mí me dejaba la nariz marcada en la gafa siempre.

P: Entonces este verano te has podido ir de vacaciones sin preocuparte del liquidito.

LT: Es verdad que después de la operación tienes que lubricarte el ojo porque el ojo deja de producir lágrimas por unos meses. Pero ya ves tú.

P: Llevabas gafas desde los 12 años, ¿cómo lo llevabas?

LT: A los 12 solo llevaba gafas cuando tenía que leer, estudiar, ver la tele, etc. Luego ya cuando tuve que empezar a ponérmelas para todo me compré las de pasta negra con las que se me ha vinculado estos últimos años.

LIDIA TORRENT: “A MATÍAS YO LE GUSTABA MÁS SIN GAFAS, ASÍ QUE ESTÁ ENCANTADO”

P: Las gafas quedan bien también, ¡eh!

LT: Sí. Yo con las gafas me sentía a gusto con ellas y te dan una identidad. Eso me daba miedo, a ver cuándo me las saque qué va a pasar. Pero ese miedo que tenía antes es como si aún las llevara. No cambia nada al final.

P: ¿Qué te dice Matías?

LT: A Matías yo le gustaba más sin gafas, así que está encantado. A ver, le gustaba de las dos formas.

P: Y esto que he leído que suenan campanas de boda.

LT: ¿En serio? ¿Ha sonado eso? Mira yo con Matías estoy muy bien, es uno de los pilares fundamentales en mi vida. Pero no necesitamos dar ningún paso más, no hemos hablado de dar ningún paso más. Ya te digo, estamos muy bien. Vivimos juntos, trabajamos juntos, compartimos viajes, amistad, complicidad. Es un gran apoyo. Pero a día de hoy no nos apetece dar ningún paso.

P: Sigue First Dates, porque bueno esto como empezó, arrasando como la vida misma.

LT: Yo creo que al final tenemos gente que ha estado fiel desde el principio y sigue estándolo. Imagino que se deben reconocer en algunas citas o porque la diversidad al final nos enriquece a todos. First dates es como la vida misma.

LIDIA TORRENT: “SEGUIMOS CON LAS GRABACIONES. ESTAMOS GRABANDO LOS ESPECIALES DE HALLOWEEN, NOCHE BUENA”

P: Algunas citas desastrosas. Imagino que tú habrás tenido alguna cita desastrosa.

LT: Pues sí. En la vida hay amor o desamor, es el pan de cada día. En First Dates pasa eso, 50-50 de posibilidades de una cosa u otra.

P: Entonces ahora ya vais a empezar con la siguiente temporada.

LT: Seguimos con las grabaciones. Estamos grabando los especiales de Halloween, noche buena… tienen mucho éxito los especiales. Se los curran muchísimo. ¿Cómo me ves sin gafas?

P: Bien. Aunque me gustan las gafas también.

LT: Yo me siento muy a gusto, es más cómodo. Creas tu identidad y al quitármelas pensaba que e iba a trastocar, pero no ha sido.

P: ¿Maquillarte sin gafas?

LT: Qué te voy a contar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.