Un accidente, provocado por un individuo en estado ebrio que acababa de recuperar el carné de conducir unos días antes tras haberle sido retirado por una cuestión de alcoholemia, se ha saldado con dos personas heridas.

El hombre, de unos 35 años y nacionalidad española, circulaba este viernes sobre las 21:20 horas, a bordo de un BMW M5 por la carretera de Bunyola en sentido a Palma cuando, al tomar una curva, ha perdido el control del vehículo y ha invadido el carril de circulación contrario en el momento en que por este llegaba otro automóvil.

El conductor de este último ha logrado dar un volantazo y evitar una colisión frontal aunque ha golpeado el lateral del BMW, que ha salido despedido y ha impactado contra un muro antes de rebotar y tras cruzar la calzada, acabar en el arcén (a más de cien metros de distancia de donde había intentado frenar al invadir el carril contrario).

Hasta el lugar se han desplazado dotaciones de la Guardia Civil de Tráfico y dos ambulancias que han atendido a ambos conductores, quienes han resultado heridos leves y han tenido que ser trasladados hasta un centro hospitalario.

El conductor del BMW ha explicado a los agentes que aún no controlaba el vehículo porque lo había adquirido hacía muy poco tiempo “y es muy potente” y que esa ha sido la razón de que perdiera el control del mismo.

Sin embargo, al practicarle la prueba de alcoholemia esta ha dado una tasa que cuadruplicaba la permitida para circular. Los agentes han podido comprobar también que al conductor -de nacionalidad española y de unos 35 años de edad- se le había retirado el carné por alcoholemia hacia tiempo y que se lo habían devuelto apenas hacía treinta días.
Además, necesitaba muletas para desplazarse debido a otro accidente de tráfico sufrido un año antes y que le ha dejado secuelas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.