La Autoridad Portuaria de Baleares (APB) ha presentado este viernes la propuesta ganadora del proyecto de remodelación del Paseo Marítimo de Palma que estará licitado antes de que acabe la legislatura, tiene un presupuesto de unos 20 millones de fondos propios de esta institución y se prevé que esté terminado en 2020.

En una rueda de prensa, el presidente de la APB, Joan Gual de Torrella y el alcalde de Palma, Toni Noguera, han explicado que supondrá una actuación desde la Avenida Argentina hasta la rotonda de Porto Pi —
149.000 metros cuadrados–, la reducción a cuatro carriles de circulación, la eliminación de unas 100 plazas de aparcamientos y la plantación de 1.370 árboles y 780 palmeras (2.150 ejemplares).

En concreto, se suprimirán 124 plazas de aparcamiento, entre el Auditorium y la Avenida Argentina. Se pasarán de 307 plazas a 183, lo que supondrá una reducción del 40 por ciento de las mismas. Esto no afectará a las plazas de carga y descarga ni a las plazas de movilidad reducida.

Además, cada cien metros habrá un paso de cebra y con la eliminación de un carril por sentido, el técnico Toni Ginard, que también ha intervenido en la rueda de prensa, ha reconocido que como “el tráfico no va a redistribuirse”, el nivel de servicio “va a empeorar algo pero en un nivel aceptable”.

Noguera ha resaltado el “alto consenso” al que se ha llegado entre vecinos, comerciantes y hoteleros. “Podemos llevar a cabo este complejo proyecto porque la sociedad civil está de acuerdo con él”, ha remarcado.

Por su parte, Gual de Torrella ha dicho que la idea que prevalece en este proyecto es la de “que se recupere la primera línea para el ciudadano” desde “el Molinar –donde ya es así– hasta Porto Pi”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.