La Policía Local se ha incautado de un kilo de marihuana que una pareja portaba en el interior de su coche en Palma.

Los hechos ocurrieron el pasado día 11 sobre las 20:30 horas cuando un vehículo de la Policía Local se detuvo en un semáforo junto a un turismo ocupado por una pareja (de 24 años) que iban con un bebé de 9 meses.

A los agentes les llegó entonces un fuerte olor a marihuana y comprobaron que el conductor cerraba la ventanilla del coche por lo que decidieron pararle.

Al ser preguntado al respecto, el conductor -un joven de 28 años- explicó que llevaba dos porros pero el olor era tan fuerte que los agentes no le creyeron y le pidieron que abriera el maletero donde encontraron dos bolsas: una con la compra del supermercado y otra en la que había una gran cantidad de cogollos.

El joven aseguró que tenía dos plantas y que esa era la recolección de todo el año mientras su novia, que decía no conocer nada referente a los cogollos, le recriminaba por lo ocurrido.

Los agentes se dirigieron con el hombre hasta una farmacia donde se pesaron los cogollos, arrojando un peso exacto de 1,08 kilos lo que, descontando el peso de la bolsa, daba un kilo exacto.

Al conductor se le ha imputado un delito contra la salud pública.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.