La Unidad de Intervención Inmediata (UII) de la Policía Local de Palma logró este domingo noche evitar el suidicio de una joven que pretendía saltar al vacío desde un puente.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 22:30 horas cuando una dotación de la UII acudía a un servicio y divisó a una mujer sentada sobre la barandilla de la rotonda flotante del Camí de Sa Vileta.

Los agentes decidieron detener el vehículo para preguntarle si le ocurría algo pero en cuanto lo hicieron, ella pasó las piernas por encima de la barandilla de tal forma que se colocó de pie pero encarando directamente al vacio y sujeta tan solo por las manos que, a su espalda, agarraban la barandilla.

De inmediato, los agentes retiraron su vehículo. Igualmente, solicitaron la presencia de una ambulancia y avisaron para que se cortara el tráfico en los carriles sobre los que podría caer la mujer a fin de evitar que, si saltaba o caía, pudiera provocar un accidente de tráfico.

Acto seguido, uno de los agentes comenzó a hablar con la mujer quien no contestó en ningún momento. Los minutos pasaban y la tensión aumentaba pues la posición de la mujer era muy inestable y había riesgo de que cayera por casualidad. Sin embargo, el agente siguió hablando con ella hasta que logró captar su atención.

Así, otro de los agentes se acercó sin que ella se percatara y cuando estuvo seguro de tenerla a su alcance saltó sobre ella y logró agarrarla y evitar que cayera.

A continuación, la mujer fue trasladada hasta el Hospital de Son Espases.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.