Foto: Reuters

La pareja sentimental del periodista saudí Yamal Jashogi, asesinado en el interior del consulado saudí en la ciudad turca de Estambul, ha acusado este lunes a las autoridades del país árabe de estar detrás de lo ocurrido y ha pedido a Riad más información sobre el suceso para que los responsables sean llevados ante la justicia.

“Esto tuvo lugar dentro de una legación diplomática saudí (…) En estas circunstancias, las autoridades saudíes son responsables de ello”, ha manifestado Hatice Cengiz en declaraciones concedidas a la agencia británica de noticias Reuters.

“Este incidente, este asesinato, tuvo lugar en el consulado saudí, por lo que las autoridades saudíes probablemente saben cómo tuvo lugar el asesinato”, ha dicho, antes de recalcar que “tienen que explicar qué pasó”.

En este sentido, ha manifestado que “las explicaciones dadas hasta ahora por Arabia Saudí no son suficientes”. “Quiero saber los detalles de quién es el responsable”, ha añadido.

Cengiz ha sido preguntada sobre qué diría al príncipe heredero y líder ‘de facto’ de Arabia Saudí, Mohamed bin Salmán, a lo que ha respondido que “no cree que eso vaya a pasar nunca”. Asimismo, ha dicho que ni Bin Salmán ni ningún miembro de la familia real se ha puesto en contacto con ella para ofrecerle sus condolencias.

“Yo y mi Gobierno –el turco– queremos que todos los responsables, desde la persona que dio la orden hasta los que la llevaron a cabo, sean llevados ante la justicia y castigados según el Derecho Internacional”, ha valorado.

Asimismo, ha manifestado en una conferencia posterior que está decepcionada con la respuesta del presidente estadounidense, Donald Trump, al asesinato y ha sugerido que los lazos comerciales entre ambos países han influenciado esta postura.

“Estoy decepcionada por las acciones de los líderes de muchos países, particularmente Estados Unidos”, ha señalado. “Trump debe ayudar a revelar la verdad y garantizar que se hace justicia. No debería allanar el camino para encubrir el asesinato de mi prometido. No dejemos que el dinero corrompa nuestra conciencia y comprometa nuestros valores”, ha sostenido.

“Como todos los demás, sigo esperando respuesta. El mundo debe saber quién instigó, estuvo involucrado y cometió este crimen”, ha zanjado Cengiz.

Las autoridades saudíes han reconocido que Jashogi murió en el interior del consulado, después de negar inicialmente cualquier responsabilidad. La versión ha variado también a continuación para pasar de una pelea fortuita a un crimen premeditado.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha reclamado que las 18 personas que supuestamente han sido detenidas en el reino árabe por el crimen sean trasladadas a Turquía para rendir cuentas de sus actos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.