NASA

La NASA continuará con su estrategia actual para intentar contactar con el rover Opportunity en Marte en el futuro inmediato, después de una revisión del progreso de la campaña de escucha activa.

Opportunity, que llegó al Planeta Rojo en enero de 2004, contactó por última vez con la Tierra el 10 de junio. Una poderosa tormenta de polvo que se extendió por todo el planeta bloqueó al sol y privó al rover de la energía solar, poniéndola en modo de bajo consumo.

Tras constatar que el nivel de polvo había disminuido, el 11 de septiembre se inició una campaña de ‘escucha activa’. Pero tras un mes, el rover no ha respondido aún a los comandos. “Tenemos la intención de seguir haciendo ‘pìng’ a Oportunity diariamente durante al menos una o dos semanas más”, dijo la semana pasada Lori Glaze, directora en funciones de la división de ciencia planetaria de la NASA. Glaze añadió que en noviembre la prioridad será la llegada de la misión InSight a Marte.

Sin embargo, en una actualización del 29 de octubre de los esfuerzos para restablecer el contacto con el rover, la NASA ha decidido seguir adelante con la ‘escucha activa’. Argumenta que los vientos podrían aumentar en los próximos meses en la ubicación de Opportunity en Marte. Esto provocaría que el polvo fuera eliminado de los paneles solares del rover, y que estos pudieran obtener energía solar para recargar baterías y restablecer el funcionamiento del vehículo.

La agencia volverá a evaluar la situación en enero de 2019.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.