NASA

La nave espacial OSIRIS-REx de la NASA ha ejecutado una maniobra de frenado en su aproximación al asteroide Bennu, dentro del plan fijado para el encuentro del 3 de diciembre.

Este 29 de octubre, los impulsores de maniobra de corrección de trayectoria (TCM) se activaron en una serie de dos maniobras de frenado diseñadas para reducir la velocidad de la nave con respecto a Bennu de aproximadamente 5,2 a 0,11 metros por segundo.

Debido a las limitaciones para que los instrumentos científicos no queden expuestos demasiado al Sol, esta maniobra se diseñó como dos encendidos separados de aproximadamente 2,6 metros por segundo cada uno, para lograr un cambio neto en la velocidad de aproximadamente 5,13 metros por segundo.

El equipo de la misión continuará examinando los datos de telemetría y seguimiento durante la próxima semana para verificar la nueva trayectoria. La maniobra apuntó la nave espacial para volar a través de un corredor diseñado para la recogida de imágenes de alta resolución que se utilizará para construir un modelo de forma de Bennu.

La nave espacial OSIRIS-REx se encuentra en medio de una serie de seis semanas de maniobras finales de aproximación. AAM-1 y AAM-2, que se ejecutaron el 1 de octubre y el 15 de octubre respectivamente, ralentizaron la nave espacial en un total de aproximadamente 486 metros por segundo. La última, AAM-4, está programada para el 12 de noviembre y ajustará la trayectoria de la nave espacial para llegar a una posición de 20 kilómetros de Bennu el 3 de diciembre.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.