La Fiscalía antiterrorista de Alemania ha confirmado este miércoles que investiga el incidente ocurrido el lunes en la principal estación de tren de Colonia, que se saldó con tres heridos, incluido el agresor, como un ataque islamista.

El autor del ataque, un solicitante de asilo sirio de 55 años de edad, está siendo investigado por cargos de intento de asesinato y toma de rehén.

La hipótesis del Ministerio Público se basa en las declaraciones de los testigos, que han asegurado que el hombre dijo que era miembro de Estado Islámico, según informa Reuters.

La Policía ya reveló el martes que los hechos se estaban investigando como un posible atentado. Ahora, las autoridades tratan de determinar qué llevó al atacante a lanzar un cóctel molotov en una cafetería de la estación de tren y a atrincherarse armado en una farmacia cercana tomando como rehén a una mujer.

El suceso duró unas dos horas hasta que finalmente unidades de élite de la Policía irrumpieron en la farmacia. El agresor y la mujer a la que retenía resultaron heridos. Una adolescente que se encontraba en los alrededores pero que no tenía relación con el incidente también sufrió lesiones.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.