La diputada de la CUP en el Parlament Maria Sirvent ha anunciado que harán junto a sus bases un análisis “profundo de la situación política, ante la debilidad de la legislatura” que han constatado este jueves con la crisis JxCat-ERC sobre diputados suspendidos por el Tribunal Supremo.

En rueda de prensa, ha reiterado que la CUP entiende que los diputados no están suspendidos, como ha aprobado el Parlament por mayoría absoluta, por lo que han criticado la actitud de los grupos que sostienen al Govern: “Lamentamos profundamente este espectáculo y lamentamos que mucha gente no entienda lo que ha pasado hoy”.

Sirvent ha explicado que los ‘cupaires’ son conscientes de que el proceso independentista requiere tomar decisiones complicadas que pueden tener “costes personales y políticos” y ha recordado que la expresidenta del Parlament Carme Forcadell está en prisión por dirigir la cámara durante el 1-O y la posterior proclamación de independencia.

Además del desacuerdo entre JxCat y ERC, también quieren analizar la actuación del Govern, que consideran que está realizando políticas “devastadoras” para la clase trabajadora.

Entre ellas ha destacado las últimas actuaciones policiales: el sábado contra grupos de la izquierda independentista y el lunes contra manifestantes frente al Parlament durante la conmemoración del 1-O, según ha dicho.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.