Foto: Reuters

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) ha dictaminado este lunes que Chile no está obligado a tener que negociar con Bolivia una salida al océano Pacífico, como reclama el Gobierno que preside Evo Morales, presente en La Haya para la lectura del esperado fallo.

Por doce votos frente a tres, los magistrados de la CIJ han echado por tierra las esperanzas de Morales de recuperar la salida al mar que Bolivia perdió hace más de un siglo. “La República de Chile no contrajo la obligación legal de negociar un acceso soberano al océano Pacífico para el estado plurinacional de Bolivia”, ha indicado el presidente de la CIJ, Abdulqawi Ahmed Yusuf, al dar lectura al fallo.

Bolivia presentó en 2013 una demanda ante la CIJ contra Chile para conseguir el acceso al océano Pacífico que perdió en el siglo XIX, fruto de una guerra que le dejó sin 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio. Chile considera que el asunto quedó zanjado en el Tratado de Paz y Amistad de 1904 que Bolivia no reconoce.

En su veredicto, los jueces de la CIJ han dicho que no han sido capaces de “concluir, sobre la base del material que le ha sido presentado, que Chile tenga ‘la obligación de negociar con Bolivia para llegar a un acuerdo que garantice a Bolivia un acceso pleno y soberano al océano Pacífico'”.

Por ello, “la Corte no puede aceptar las otras peticiones presentadas por Bolivia, que se fundamentan en la existencia de tal obligación, en concreto que el Tribunal falle y declare que Chile ha roto la obligación y que Chile debe cumplir esa obligación de buena fe, rápido, formalmente, en un plazo razonable de tiempo y de forma efectiva”, prosiguen los jueces.

Así las cosas, los magistrados de la CIJ han dejado claro que su fallo no significa que los dos países puedan seguir dialogando “en un espíritu de buena vecindad, para abordar las cuestiones relativas a la situación de Bolivia sin salida al mar”.

Tras ello, el presidente boliviano, Evo Morales, se ha aferrado a la mención al diálogo hecha por la CIJ en su fallo y ha subrayado que “si bien no hay una obligación de negociar hay una invocación a seguir con el diálogo”.

En este sentido, Morales –que había acudido en persona de cara al fallo– ha dejado claro que “Bolivia nunca va a renunciar” a su reclamación de una salida al mar puesto que “mediante una invasión hemos sido arrebatados del acceso soberano al océano Pacífico”.

MORALES INSISTE EN RESOLVER ESTE “TEMA PENDIENTE”

En sus declaraciones, el presidente boliviano ha subrayado la importancia de resolver este “tema pendiente” no sólo para los dos países sino para la región en su conjunto.

En esta misma línea se ha expresado el vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, quien ha insistido en que el derecho de Bolivia a una salida al mar es “irrenunciable”.

“Está claro que pese a este rechazo que estableció la corte, el derecho de Bolivia de un acceso soberano al océano Pacífico sigue vigente, es irrenunciable y siempre será irrenunciable”, ha defendido en rueda de prensa, según informa la agencia estatal ABI.

En este sentido, ha dicho que Bolivia sabrá escoger los mejores mecanismos que establece la Carta de las Naciones Unidas en cuanto a una resolución “pacífica” de conflictos entre estados.

Así, ha considerado que con su fallo la CIJ ha “cerrado una puerta dejando abierta otras muchas puertas que Bolivia puede y debe usar para viabilizar su derecho a un acceso soberano al océano Pacífico”.

Durante la jornada, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Bolivia, José Antonio Revilla, ha pedido a la población que “esté más unido que nunca” tras el fallo. “Lo que más nos une es precisamente nuestra proyección hacia al océano Pacífico”.

CHILE CELEBRA EL FALLO

Por su parte, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha calificado de “triunfo” el fallo de la CIJ y se ha mostrado conciliador y dispuesto al diálogo, aunque sin comprometer en ningún caso “el territorio y la soberanía” de su país.

En una comparecencia televisada desde la Moneda tras conocerse el fallo del tribunal de La Haya, Piñera ha defendido que “hoy es un gran día para Chile pero también para el Derecho Internacional, el respeto de los tratados internacionales y la sana y pacífica convivencia entre los países”.

“La CIJ ha hecho justicia y ha puesto las cosas en su lugar estableciendo en forma clara y categórica que Chile nunca ha tenido, tampoco tiene y nunca incumplirá ninguna obligación en materia de Derecho Internacional y en sus relaciones con Bolivia”, ha subrayado el mandatario chileno.

Piñera ha defendido que Chile siempre ha cumplido y respetado los tratados que firma y ha considerado que el problema en este caso ha sido que el presidente boliviano, Evo Morales, “ha creado falsas expectativas a su propio pueblo”.

En este sentido, ha tendido un puente para el diálogo con Bolivia, en el marco del “afán y disposición de Chile a colaborar con todos los países del mundo, especialmente los vecinos”, si bien ha dejado claro que dicho diálogo se enmarcará en el Derecho Internacional y los tratados vigentes, refiriéndose especialmente al tratado de 1904 por el que el Estado boliviano perdió su salida al Pacífico.

“Tengo plena conciencia de que somos países vecinos y hermanos y vamos a seguir siéndolo”, ha afirmado Piñera dirigiéndose a los bolivianos, si bien ha insistido en que “Chile tiene todo el derecho del mundo a defender su territorio, su mar y su soberanía”.

Aunque el fallo de la CIJ “nos alegra profundamente, no vamos a caer en actitudes soberbias”, ha prometido, al tiempo que ha confiado en que el Gobierno boliviano “lea con atención y comprenda bien lo que ha dicho la CIJ” y no busque continuar con el contencioso por otras vías, porque en ese caso, ha dicho, “no habrá nada que conversar”. Pero si el Gobierno boliviano quiere buscar “un mejor entendimiento”, entonces, “tendrá siempre las puertas abiertas”, ha asegurado.

AMPUERO DESTACA LA POLÍTICA DE “BUENA VECINDAD”

En un tono similar se ha expresado el ministro de Exteriores de Chile, Roberto Ampuero, quien ha destacado que “lo que ha quedado de manifiesto hoy es que ha hablado la CIJ, se ha expresado el Derecho Internacional”.

“Como lo ha dicho muy bien el presidente, nos ha dado la razón en forma contundente”, ha dicho. “Chile respeta los fallos y se ajusta al Derecho Internacional, respeta los tratados y los que firma los hace respetar”, ha argüido, según un comunicado publicado por la Cancillería chilena.

“Chile tiene una política de buena vecindad en la región e internacionalmente. Nos interesa tener las mejores relaciones con todos los países del mundo”, ha señalado, antes de agregar que “si Bolivia quiere incorporarse en ese sentido, respetando los resultados de la historia, respetando los resultados del Derecho Internacional, respetando los tratados que ha firmado, pueden abrirse todos los caminos”.

En este sentido, ha argumentado que “para que los países se entiendan tiene que haber la disposición a la concordia, a buscar los puntos que nos unen para avanzar en forma conjunta, porque al final se trata de que a la gente, a las personas, a los chilenos y a los bolivianos les vaya bien”. “Chile siempre va a tener la mejor disposición”, ha reiterado.

“Estamos celebrando que teníamos la razón, que el Derecho Internacional nos asiste y que hicimos esto en un clima de unidad nacional. Esto es Chile, sintámonos orgullosos de este gran país”, ha zanjado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.