El conseller de Territorio, Energía y Movilidad del Govern, Marc Pons, ha señalado este miércoles que la central térmica de Es Murterar (Mallorca), que opera con carbón, cerrará dos de sus cuatro grupos en 2020 y que en próximas semanas habrá un calendario para el cierre de los otros dos.

En declaraciones a los medios tras mantener una reunión en el Ministerio para la Transición Ecológica con el secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal, y con la directora general de Política Energética y Minas, María Jesus Martín, Pons ha celebrado que ahora sí, tras tres años de conversaciones, “el Gobierno de España trabaje y tome decisiones”.

Según ha explicado el conseller en declaraciones a Europa Press, el planteamiento inicial que proponía el Govern ha sido tenido en cuenta y se cerraran en 2020 los grupos “más viejos”. “Reducimos a la mitad la central de carbón de Es Murterar y ahora hay que decidir en que año se cierran los otros dos, el Gobierno está haciendo números”, ha indicado, para añadir que el secretario de Estado se desplazará a Mallorca en las próximas semanas para cerrar el calendario.

MENORCA CONTARÁ CON 18,5 MILLONES

Por otro lado, Pons también ha obtenido el compromiso del Ministerio de Transición Ecológica de aumentar la inversión para la adaptación de la central de Menorca a las exigencias europeas de emisiones. Así, ha explicado que si bien el Ejecutivo había planteado actuar en dos grupos, con la rotura del cable que suministra electricidad a Menorca desde Mallorca, las necesidades de energía no quedarían cubiertas, por lo que la adaptación y mejora tiene que incluir un tercer grupo de la central.

Esto supone que el Gobierno deberá destinar 3,5 millones más, que sumará a los 15 ya comprometidos, por lo que el total para la inversión en Menorca ascenderá a los 18,5 millones de euros. “El Gobierno hace suya la propuesta e incluye las inversiones necesarias para el tercer grupo, en las próximas semanas será una realidad y Endesa podrá ejecutar las actuaciones en 2019”, se ha felicitado.

CABLE QUE UNE IBIZA Y MALLORCA

Además, Pons ha anunciado que desde Transición Energética acelerarán la puesta en funcionamiento del cable construido entre Ibiza y Mallorca para noviembre de 2018, lo que supondrá que el archipiélago actuará como un sistema único energético y permitirá a su vez la “jubilación” de los grupos de la central de Ibiza que funcionan con fuel-oil, quedando sólo los de gas natural.

Por todo esto, ha reiterado que ha sido una reunión “productiva” que permite que el Govern cumpla con el objetivo de “lucha contra el cambio climático”. En este sentido, ha recordado que la ley balear “es pionera en Europa” y que necesitaban de este “acompañamiento del Gobierno socialista.

El 15 de septiembre de 2017, el Consell de Govern acordó adherirse a los objetivos y líneas de actuación de lucha contra el cambio climático previstos en el Acuerdo de París de 2015 y, por lo tanto, fomentar las políticas necesarias para alcanzar las cero emisiones de gases de efecto invernadero el año 2050. En esta línea, el pasado 24 de agosto se aprobó el Proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

Esta normativa marca unos objetivos ambiciosos para mitigar los efectos del cambio climático en Baleares, que tiene que estar libres de combustibles fósiles y con energía 100% renovable en 2050. Para 2030, prevé el uso del 35% de energía renovable, la reducción del 23% del consumo energético y el 40% de reducción de emisiones.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.